Hormona de enraizamiento casero

Cómo hacer una hormona de enraizamiento casera

5 consejos para acelerar el crecimiento de las raíces

¿Has comprado plántulas que parecían fuertes y frondosas en el vivero y después de unos días en casa parecen algo podridas? ¿Sueñas con un jardín envidiable y no entiendes qué estás haciendo mal?

A pesar de todo el amor que pones en el cuidado de tus plantas, puedes estar subestimando lo importante que es para su supervivencia tener un sistema de raíces fuerte y saludable.

Sigue leyendo y no te pierdas valiosos consejos para facilitar el crecimiento de las raíces de tus plantas.

Bulbo con sistema radicular sano

¿Qué son las hormonas de enraizamiento?

Las hormonas o estimulantes de las raíces son sustancias que estimulan el desarrollo y la reproducción de las raíces de las plantas.

Sin embargo, esta definición no debe llevarnos a pensar que sólo desempeñan un papel importante en la propagación de esquejes, por ejemplo.

Las funciones de las hormonas de enraizamiento son múltiples, y subestimarlas de esta manera no sólo es un error, sino que podría ser crucial para la supervivencia de nuestras plantas.

Veamos las principales:

  • aumentan la calidad y la cantidad de la floración y la cosecha;
  • aumentan la vida de los cloroplastos, que son los responsables de la fotosíntesis, favoreciendo el desarrollo de brotes y nuevos retoños en la planta;
  • estimulan la emisión de raíces primarias y secundarias;
  • actúan sobre el suelo, reforzando la flora bacteriana presente, con consecuencias beneficiosas para las plantas que crecen en él;
  • ayudan a la planta a ser más resistente a los cambios de temperatura, al estrés hídrico o a la salinidad excesiva del suelo;
  • favorecen la absorción y asimilación de los nutrientes del suelo.

Está claro que el uso de hormonas de enraizamiento sólo para estimular la propagación por esquejes, como suele ocurrir, es muy reductor y priva a las plantas de un importante aliado.

Si ahora te preguntas dónde encontrar estos estimuladores de raíces, prepárate, porque la respuesta te dejará atónito….

…en tu despensa!

Lee también: Polvo de THC.

5 ideas caseras

Parece increíble pero es cierto. Has pasado mucho tiempo preocupándote por la suerte de tus plantas, tratando de encontrar la mejor manera de ayudarlas y la solución siempre ha estado cerca de ti.

La preparación de líquidos con alto contenido en hormonas de enraizamiento es sencilla y no requiere ningún esfuerzo ni experiencia especial. Además, no requiere productos químicos.

Aquí hay 5 ideas para las hormonas de enraizamiento que son completamente naturales.

  1. Madera de sauce:
    Basta con poner en remojo unas cuantas varillas de sauce durante la noche en agua tibia para obtener un líquido estimulante, que luego se puede utilizar para regar la tierra.
  2. Canela:
    Sus propiedades antifúngicas y antibacterianas no son desconocidas, pero es posible que nunca hayas pensado en utilizarlo de esta manera. Mezcla los palos hasta convertirlos en polvo y utilízalos para enharinar la parte viva del esqueje antes de plantarlo en la tierra.
  3. Vinagre de manzana:
    Es muy importante mantener las dosis recomendadas aquí si no quieres arriesgarte a tener el efecto contrario. Mezcla medio vaso de agua con 5 gotas de vinagre de manzana y sumerge el esqueje en el líquido justo antes de plantarlo.
  4. Aloe vera:
    Hay dos formas de explotar el potencial de esta planta. Puedes optar por extraer el gel y aplicarlo al esqueje antes de plantarlo, o puedes plantarlo directamente en una hoja de aloe.
  5. La miel:
    Si decides utilizar miel, es importante que no la apliques directamente sobre el esqueje, sino que diluyas una cucharadita de miel en dos vasos de agua tibia, que utilizarás, una vez que se haya enfriado, para humedecer tu esqueje antes de plantarlo.

Miel con hormona de enraizamiento de bricolaje

Otros consejos útiles para estimular el sistema radicular

El sistema radicular es el responsable de la capacidad de la planta para extraer los nutrientes del suelo. Cuando esto se ve comprometido, ya no es capaz de transmitir la cantidad adecuada de nutrientes, y como resultado la planta se marchitará progresivamente, y en el peor de los casos se secará o se pudrirá.

Hay una serie de cosas que puede hacer para asegurarse de no obstaculizar la actividad de este importante aparato de ninguna manera.

En primer lugar, hay que evitar regar el plantón en exceso, ya que es casi seguro que esto hará que se pudran sus raíces. Asegúrate de que la tierra no esté ni seca ni demasiado húmeda.

Otra ayuda importante que puedes dar es enriquecer la tierra con abono, siempre que éste sea de buena calidad y no dañe las raíces.

También es importante que el suelo no sea demasiado compacto, ya que esto sofocará el sistema radicular. En cambio, asegúrate de que sea lo suficientemente suave como para permitir que las raíces respiren y crezcan libremente.

Por último, puedes preparar un poco de agua de sauce para rociar la tierra. Sólo se necesitan 500 gramos de corteza de sauce en trozos pequeños por cada 2 litros de agua, que se lleva a ebullición y se deja en infusión de 24 a 48 horas. Pasado este tiempo, cuela la mezcla y utilízala para regar las plantas dos veces por semana.

Lee también: Guerrilla gardening: ¿qué es?

En conclusión

Las plantas son seres vivos más o menos delicados, según el tipo al que pertenezcan.

Lo que sí es cierto para todas ellas es que necesitan un sistema de raíces sano para expresar su belleza y sobrevivir.

Cuando te decidas a comprar una planta, puedes pedirle al vendedor consejos útiles; seguro que estará bien informado sobre sus características y ¡no te olvides de cuidar bien las raíces!

Dicho esto, si te ha gustado nuestro artículo, te invitamos a consultar también los demás artículos de nuestro blog.

Y eso no es todo, si eres un entusiasta del cannabis y te gusta coleccionar semillas de las mejores genéticas, encontrarás muchas ofertas imperdibles en nuestra tienda electrónica SensorySeeds.