Semillas de marihuana, cómo elegirlas

Cómo elegir las semillas de marihuana

Información útil para hacer una buena elección

Cultivar marihuana puede ser muy satisfactorio, pero para obtener plantas fuertes y sanas es imprescindible saber elegir una semilla sana.

Con tantas variedades disponibles, no siempre es fácil orientarse y hacer la elección correcta para obtener los resultados deseados, especialmente si se es principiante.

¿Qué semillas elegir? ¿Cómo se puede saber si son de calidad? He aquí una breve guía.

¿Cuál es el efecto deseado?

Para elegir qué variedad comprar, primero debemos entender qué efectos queremos conseguir.

En este sentido, es fundamental conocer las diferencias entre los principales tipos de marihuana. El cannabis puede ser indica, sativa o híbrido. Vemos las principales características de cada uno.

Lee también: Hormona de enraizamiento casero

Cannabis sativa

Esta variedad tiene efectos estimulantes y genera una sensación generalizada de euforia en el usuario. No se recomienda especialmente su uso antes de dormir debido a sus efectos psicotrópicos. Parece ideal para tomar antes de proyectos creativos, paseos o caminatas y fiestas o reuniones con amigos.

La planta alcanza una altura de hasta 3 metros.

Planta de cannabis sativa

Cannabis indica

Esta variedad tiene principalmente efectos relajantes y sedantes. Por esto, se recomienda su consumo antes de ir a dormir o en previsión de situaciones de completa relajación, por su capacidad de generar un estado de semi-inmovilidad.

Las plantas índicas son rechonchas y no alcanzan el metro de altura.

Cannabis híbrido

La mayoría de las variedades disponibles en el mercado pertenecen a esta categoría.

En este caso, es necesario evaluar el porcentaje de las dos cepas y los efectos que la combinación de los dos genes es capaz de crear. Por lo general, están bien equilibrados entre una sensación de relajación y una experiencia psicodélica, pero cada tipo es diferente.

Debido a su mezcla genética, los híbridos pueden presentar diversas características, aunque no suelen superar los 2 metros de altura.

Lee también: Polvo de THC.

Diferentes tipos para diferentes necesidades

Cuando se decide cultivar cannabis, no basta con decidir qué variedad se quiere probar. La elección de las semillas también es importante. Hay muchos tipos diferentes, y es importante informarse adecuadamente para hacer la mejor elección según sus necesidades.

Hay tres categorías principales: semillas autoflorecientes, semillas feminizadas fotoperiódicas y semillas regulares.

Semillas autoflorecientes

Como se puede adivinar fácilmente, lo especial de estas semillas es que empiezan a florecer de forma independiente después de un mes aproximadamente. Esta variedad florece en función de la edad de la planta y no del ciclo de luz-oscuridad al que esté expuesta.

Las semillas autoflorecientes se modifican para no producir plantas macho, que como sabemos no rinden tanto como las hembras en términos de inflorescencia.

No necesitan que se les cambie el ciclo de luz para que florezcan; sólo necesitan estar expuestas a la luz entre 18 y 24 horas.

La variedad autofloreciente es, sin duda, la más fácil de cultivar y la que menos tarda en florecer, lo que la convierte en la mejor opción para los recién llegados al cultivo de cannabis o para quienes prefieren facilitar el proceso. Sin embargo, tienen efectos más suaves y rendimientos menos generosos.

Entonces, ¿qué tipo de semilla se adapta mejor a sus necesidades? Si cultivas en interior, bajo luces de cultivo, lo mejor es elegir semillas de cannabis feminizadas, fotoperiódicas o autoflorecientes. Si el espacio es limitado o no tienes tiempo para cambiar los ciclos de iluminación, las semillas de cannabis autoflorecientes son la mejor opción. Por supuesto, los cultivadores a los que les gusta crear nuevas variedades también deberían buscar semillas regulares para sus experimentos.

Planta de semillas de cannabis autofloreciente

Semillas fotoperiódicas feminizadas

Esta variedad también está modificada de tal manera que se evita por completo la producción de machos.

Con el término “fotoperiódico” se expresa la característica de estas plantas de florecer sólo cuando se reduce la luz a la que están expuestas, simulando el ciclo estacional de la naturaleza.

Para aquellos que decidan plantar este tipo de semillas, será muy útil contar con un temporizador que ayude a gestionar el horario del sistema de iluminación.

En la primera fase, la fase vegetativa, las plantas necesitarán entre 18 y 24 horas de luz, y no tendrán el incentivo de florecer hasta que el ciclo de iluminación cambie a 12 horas de oscuridad y 12 horas de luz.

Semillas regulares

Por último, están las semillas regulares, que fueron muy populares en el pasado, pero que ahora se utilizan casi exclusivamente para experimentos de hibridación, debido a la imposibilidad de predecir el sexo de antemano para no arriesgarse a polinizar las hembras.

Sin embargo, una gran parte de los cultivadores afirma que los mejores resultados se obtienen con estas semillas.

¿Cómo reconocer las buenas semillas?

Para garantizar el éxito de la cosecha, es fundamental saber reconocer si las semillas en las que se invierte tiempo y dinero están sanas.

Se puede saber cómo es una buena semilla por su color. Si es negra, gris o marrón y tiene venas oscuras, ¡buenas noticias! La semilla tiene todas las credenciales para dar buenos frutos, aunque desgraciadamente no hay garantías.

Desconfía siempre de las semillas verdes o blancas. Estas semillas no están lo suficientemente maduras para ser plantadas. Lo mismo ocurre con las semillas abolladas o dañadas.

En conclusión

Una vez aclaradas las principales diferencias entre las variedades de marihuana y los distintos tipos de semillas disponibles, no es tan difícil hacer tu elección.

Seguir los consejos adecuados y aprender a reconocer las buenas semillas de las malas es lo básico para aquellos que quieren probar su mano en el cultivo de marihuana, incluso como principiante.