¿Cuál es la diferencia entre el cáñamo y la marihuana?

Cáñamo y marihuana, ¿son dos plantas diferentes o son la misma cosa?

Hoy en día los sustantivos “Cáñamo” y “Marihuana” se utilizan como sinónimos: ¿es esto correcto o indican dos plantas diferentes? Aquí están las aclaraciones

Cuando se habla de las semillas de cannabis, del cultivo de la planta o de los productos derivados de ella, es habitual utilizar indistintamente las palabras “cáñamo” y “marihuana”.

Cuando se menciona una de estas palabras, inmediatamente nos viene a la mente la típica hoja en forma de abanico o la inflorescencia de la planta.

Pero, en realidad, ¿hay alguna diferencia entre el cáñamo y la marihuana o es correcto utilizar los dos términos indistintamente?

De hecho, cuando se habla de “cáñamo”, se suele referir a la planta libre de sustancias psicotrópicas, mientras que cuando se habla de “marihuana”, se suele referir a la planta rica en THC.

Sin embargo, hay excepciones a esta regla: descubrámoslas juntos.

Plantas de cáñamo

¿El cáñamo y la marihuana son lo mismo?

Si, al leer artículos sobre el tema del cannabis, te has encontrado con diferentes términos que se refieren a la misma planta, es natural que sientas curiosidad por saber si hay diferencias entre una palabra y otra.

Empecemos por aclarar que cuando hablamos de cannabis, marihuana y cáñamo, nos referimos a una planta perteneciente a la familia de las cannabáceas.

La distinción, por tanto, es sobre todo léxica.

La mención del cáñamo suele referirse a la planta utilizada con fines industriales, que no contiene sustancias psicotrópicas y a menudo (aunque no siempre) es masculina.

Cuando se hace referencia a la marihuana (un término acuñado hace mucho tiempo por los mexicanos), suele referirse a la planta utilizada con fines recreativos, que tiene un alto contenido de THC.

Sin embargo, por razones prácticas, cada vez es más frecuente utilizar los dos términos indistintamente. No es casualidad que también haya oído hablar de la marihuana light, es decir, una versión genética de la planta sin THC, y del cáñamo con efectos psicotrópicos.

Lee también: Nuevo proyecto de ley: cómo revolucionará el mercado del cannabis

Marihuana, cáñamo y sus usos: estas son las diferencias según la genética

Hoy sabemos que el cáñamo se cultiva en todo el mundo desde hace milenios (hace más de 10.000 años) para muchos fines diferentes.

Originalmente, había principalmente tres variedades de la planta: cannabis sativa, cannabis indica y cannabis ruderalis.

Con el tiempo, la mezcla de las tres variedades diferentes y los constantes experimentos de los cultivadores dieron lugar a muchos híbridos, por lo que hoy en día se pueden encontrar en el mercado semillas autoflorecientes, semillas rápidas, semillas feminizadas, etc. – que son elegidas por los cultivadores en función de sus propiedades para producir diferentes productos.

Entremos en más detalles.

Las semillas de cáñamo que no contienen sustancias psicotrópicas, dependiendo de la genética, se utilizan en el sector industrial o sirven para conformar plantaciones ligeras de cáñamo de las que se obtienen inflorescencias legales y otros derivados.

En el sector industrial, se suele hablar de cáñamo industrial, cáñamo textil, cáñamo alimentario, etc., así como de cáñamo sin sustancias psicotrópicas.

Plantas de marihuana

Sin embargo, en lo que respecta a los productos recreativos, es posible que oigas hablar más a menudo de marihuana o cannabis, sobre todo en asociación con los términos “legal” o “light” y la abreviatura “CBD” (se trata de cannabidiol, un cannabinoide no psicotrópico muy popular para diversos fines); mientras que es poco probable que oigas hablar de “CBD y cáñamo”, o de “cogollos de cáñamo”.

Las semillas de marihuana, que dan lugar a plantas ricas en sustancias psicotrópicas (THC), sólo pueden plantarse en determinados países del mundo (en la mayoría de ellos -incluida España).

En los lugares donde se cultiva la marihuana, se utiliza después en el sector farmacéutico o, en los lugares donde se permite el uso recreativo, se vende al público a través de las tiendas de marihuana.

En este caso, la mayoría de las veces se habla de marihuana o cannabis, y más raramente de cáñamo.

Lee también: Cómo saber si las semillas de marihuana son buenas

Para concluir

Como hemos visto, el cannabis, la marihuana y el cáñamo son nombres diferentes para una misma planta que, dependiendo de sus características genéticas, puede tener propiedades diferentes y se utiliza en distintos ámbitos.

La distinción entre las diferentes terminologías se originó en EE.UU. alrededor de los años 30, cuando se empezaron a sentar las bases de la prohibición, por lo que, aún hoy, el término “marihuana” se utiliza mayoritariamente para referirse a la planta con propiedades “prohibidas”, mientras que la palabra “cáñamo” evoca más bien el uso de la planta en el sector industrial.

Esperamos que te haya resultado interesante y que haya resuelto tus dudas, te invitamos a visitar nuestra tienda especializada en la venta de semillas de cannabis online.

En nuestra tienda Sensoryseeds encontrarás muchas variedades de semillas de marihuana. – tenn en cuenta que el cultivo de cáñamo en España está permitido con restricciones.

Ven a visitarnos a nuestra tienda Sensoryseeds.es ¡Te esperamos!