¿Se pueden utilizar las inflorescencias del cáñamo? Aclaración

¿Cómo se pueden utilizar las inflorescencias de la planta de cáñamo?

Descubre si y cómo puedes utilizar las inflorescencias de las plantas de cáñamo

Desde hace algún tiempo, las plantas de cáñamo están teniendo un renovado éxito en diversos ámbitos, por lo que cada vez oímos hablar más de ellas.

El cáñamo se utiliza en la industria, los textiles, el papel e incluso en el sector energético.

De hecho de esta planta se utiliza para todo, incluso las semillas de cannabis se prensan para obtener aceites de alta calidad.

Sin embargo, muchos usuarios se preguntan para qué sirven las inflorescencias del cáñamo.

¿Por qué son tan populares estos componentes de la planta de marihuana?

¿Se pueden utilizar en Europa?

Para responder a estas preguntas, en Sensoryseeds hemos optado por profundizar en el concepto, explicando cómo están las cosas.

Estos son los principales datos sobre las inflorescencias del cannabis y sus usos.

Inflorescencias de cáñamo

Inflorescencias del cáñamo: ¿qué son?

Las inflorescencias son la principal razón por la que los cultivadores de cáñamo deciden plantar semillas de marihuana. Son básicamente las flores de la planta, que son fragantes y ricas en fitoquímicos (cannabinoides, terpenos, etc.).

En la naturaleza, las inflorescencias son típicas de las plantas de marihuana femeninas y actúan como órganos reproductores, de hecho, al ser fecundadas por el polen, generan nuevas semillas.

Sin embargo, debido al estrés ambiental y a la creación de nueva genética, ahora también hay plantas hermafroditas, es decir, plantas que poseen tanto órganos reproductores femeninos como masculinos (sacos de polen).

Las inflorescencias del cáñamo (también llamadas cogollos) son inconfundibles; crecen a partir de los nudos y los tallos de la planta y tienen un aspecto típico de arbusto compacto, muy diferente de las hojas en forma de abanico que son el símbolo de la marihuana.

Lee también: ¿Cuál es la diferencia entre el cáñamo y la marihuana?

Inflorescencias del cáñamo: ¿cómo se utilizan y para qué?

Como se ha mencionado en el párrafo anterior, los cogollos de cannabis son una de las principales razones por las que se cultivan estas plantas, por lo que tanto las semillas feminizadas como las plantas feminizadas de floración rápida (genética casi 100% femenina capaz de producir flores) se han hecho tan populares con el tiempo.

Pero, ¿para qué sirven las inflorescencias y, sobre todo, es legal utilizarlas?

Empecemos por señalar que hoy en día hay genéticas de marihuana con un alto contenido en THC y otras -llamadas cannabis light, marihuana legal u otros nombres similares- que tienen porcentajes muy bajos de esta sustancia psicotrópica y que, en cambio, tienen altas concentraciones de CBD, un cannabinoide sin efectos psicotrópicos muy apreciado.

Cada país del mundo tiene sus propias leyes al respecto: en Europa, por ejemplo, está permitido comprar inflorescencias ligeras de cáñamo, pero está prohibido consumirlas, salvo que haya prescripciones médicas excepcionales y muy raras para hacerlo.

Pero, ¿dónde está permitido, para qué se utilizan las inflorescencias del cáñamo? ¿Y cómo?

Los cogollos de cáñamo son apreciados en todo el mundo por sus propiedades relajantes, antiinflamatorias y analgésicas.

En particular, las inflorescencias del cáñamo light se explotan por sus altos niveles de CBD (o cannabidiol), un cannabinoide que actúa en el cuerpo humano para aliviar el dolor de diversas formas y orígenes.

Sin embargo, en algunas partes del mundo, las inflorescencias de la marihuana ricas en THC también se utilizan ampliamente, incluso en el sector farmacéutico

Inflorescencias de cáñamo secas

Antes de su uso, las inflorescencias de cannabis se secan de forma natural o mediante equipos especiales y se utilizan principalmente de las siguientes formas:

  • en forma de infusión: pequeñas cantidades de inflorescencias secas se dejan en agua hirviendo durante unos quince minutos, como ocurre con otras infusiones comunes, y la bebida resultante se toma a sorbos;
  • fumadas: las inflorescencias se trocean y se fuman solas o junto con tabaco u otras hierbas;
  • mezcladas con alimentos: donde está permitido, los cogollos de cannabis se trituran y se utilizan en los alimentos para hacer pasteles, pan u otros platos especiales.

Estos son sólo algunos ejemplos de las formas en que se utilizan los cogollos de cannabis (como ya hemos mencionado, sin embargo, no en Europa), pero las sustancias derivadas de ellos también se utilizan en la formulación de muchos otros productos en los sectores farmacéutico (tanto oral como tópico) y cosmético.

Lee también: Nuevo proyecto de ley: cómo revolucionará el mercado del cannabis

Para concluir

Hoy en día, se están llevando a cabo numerosos estudios en todo el mundo sobre el potencial de las sustancias contenidas en las inflorescencias de la marihuana.

Aunque los datos de la investigación son alentadores en muchos aspectos, muchos países siguen siendo reacios a legalizar el uso de estos productos, mientras que otros han dado grandes pasos en esta dirección; sin duda, con el tiempo, se espera que algo cambie.

Dicho esto, y esperando que nuestra reseña haya sido útil para aclarar tus ideas, te invitamos a visitar nuestra tienda Sensoryseeds, donde podrás comprar las mejores variedades de semillas de cannabis online para coleccionar.

Te recordamos que el cultivo de cannabis en Espana está permitido pero con restricciones.

Esperamos verte en Sensoryseeds.es. Hasta pronto.