La poda de las plantas de cannabis: técnicas y beneficios

La poda de las plantas de cannabis: técnicas y beneficios

Publicado en: 05/07/2024

Una de las prácticas fundamentales para obtener plantas exuberantes y productivas es la poda

La poda es una práctica agrícola que implica la eliminación de partes de la planta, como ramas, hojas y brotes. Este proceso es crucial en el cultivo de semillas de cannabis ya que ayuda a controlar el crecimiento de la planta, mejorar la circulación del aire y aumentar la penetración de la luz. Además, una poda adecuada puede favorecer la producción de cogollos más grandes.

La poda del cannabis puede parecer una tarea intimidante para los cultivadores principiantes, pero con las técnicas y conocimientos adecuados, es posible obtener resultados sorprendentes. Existen diversas técnicas de poda, cada una con sus propias ventajas y aplicaciones específicas.

Este artículo explorará en detalle las diferentes técnicas de poda del cannabis, los beneficios asociados y cómo estas prácticas pueden influir en la calidad y cantidad de la cosecha.

Leer también: Cultivar cannabis Outdoor: lo que significa, sus pros y sus contras

Técnicas de poda

Veamos juntos cuáles son las diferentes técnicas de poda.

Poda apical

La poda apical, o topping, es una de las técnicas más comunes utilizadas por los cultivadores de cannabis. Esta técnica consiste en la eliminación de la parte superior de la planta, llamada ápice, para promover el crecimiento lateral. Al eliminar el ápice, se interrumpe temporalmente la dominancia apical, permitiendo que las ramas laterales se desarrollen más. Esto conduce a una planta más arbustiva y con más sitios de floración.

Para realizar la poda apical, es necesario identificar el ápice de la planta y cortarlo justo por encima de un nodo, donde crecen dos hojas opuestas. Esto debe hacerse durante la fase vegetativa, cuando la planta todavía está en crecimiento activo. La poda apical puede repetirse varias veces durante la fase vegetativa para obtener una planta aún más arbustiva.

Las técnicas de poda

Fimming

El fimming es una variación de la poda apical y toma su nombre del acrónimo “FIM” que significa “Fuck I Missed” (¡Maldición, fallé!). Esta técnica implica la eliminación de aproximadamente el 75% del ápice de la planta, dejando una pequeña porción de tejido vegetal. El resultado es similar al de la poda apical, pero con un crecimiento aún más vigoroso de las ramas laterales.

El fimming se puede realizar de la misma manera que la poda apical, pero requiere un corte más preciso para dejar una parte del ápice intacta. Esta técnica puede ser menos predecible en comparación con la poda apical, pero puede resultar en una planta con aún más sitios de floración.

Lollipopping

El lollipopping es una técnica de poda que implica la eliminación de las ramas inferiores y las hojas de la planta, dejando solo la copa superior. Esta técnica toma su nombre de la forma que adquiere la planta, similar a una piruleta. El lollipopping es particularmente útil para mejorar la circulación del aire y la penetración de la luz en la parte superior de la planta, donde se forman los cogollos más grandes.

Para realizar el lollipopping, es necesario eliminar todas las ramas y hojas inferiores hasta aproximadamente un tercio de la altura de la planta. Esto debería hacerse durante la fase vegetativa, pero también puede realizarse en las primeras etapas de la floración para optimizar la producción de cogollos.

Super cropping

El super cropping es una técnica de entrenamiento por estrés que implica la manipulación física de las ramas de la planta para aumentar su resistencia y la producción de cogollos. Esta técnica consiste en doblar y aplastar ligeramente las ramas de manera que se rompan internamente sin dañar la corteza externa. El super cropping estimula a la planta a fortalecer las ramas y puede aumentar la producción de resina y cannabinoides.

Para realizar el super cropping, es necesario identificar las ramas que se desean manipular y aplicar una ligera presión con los dedos hasta escuchar un leve chasquido. Esto debe hacerse durante la fase vegetativa, aunque también puede llevarse a cabo en las primeras etapas de la floración. El super cropping requiere atención y práctica, pero puede resultar en una planta más robusta y productiva.

Beneficios de la poda del cannabis

Veamos juntos cuáles pueden ser los beneficios que podemos obtener de la poda en el cultivo de cannabis.

Mejor circulación del aire

Uno de los principales beneficios de la poda es la mejorada circulación del aire dentro del follaje de la planta. Al eliminar ramas y hojas en exceso, se reduce el riesgo de formación de moho y enfermedades fúngicas. Una buena circulación del aire también ayuda a mantener una temperatura uniforme y a reducir la humedad, creando un ambiente más saludable para las plantas.

Aumento de la penetración de la luz

La poda permite que la luz penetre más fácilmente en el interior del follaje de la planta, alcanzando también las ramas y hojas inferiores. Esto es particularmente importante para las plantas cultivadas en interiores, donde la luz artificial puede ser limitada. Una mejor penetración de la luz promueve la fotosíntesis y favorece el crecimiento y desarrollo de los cogollos.

Aumento de la penetración de la luz

Mejor uso de los recursos 

Al eliminar partes de la planta que no contribuyen significativamente a la producción de cogollos, como ramas y hojas inferiores, la planta puede concentrar sus recursos en las ramas principales y en los cogollos más productivos. Esto conduce a una mayor eficiencia en el uso de nutrientes y agua, mejorando la calidad y cantidad de la cosecha.

Aumento de la producción de cogollos

Una poda adecuada puede llevar a una producción de cogollos más abundante y de mejor calidad. Al eliminar ramas y hojas no productivas, la planta puede concentrar sus energías en la producción de cogollos más grandes y densos. 

Reducción del tiempo de cosecha 

La poda también puede reducir el tiempo necesario para la cosecha. Al eliminar ramas y hojas innecesarias, la planta puede concentrar sus energías en la maduración de los cogollos, acelerando el proceso de floración.

Leer también: Podar las autoflorecientes: ¿es seguro proceder con la defoliación?

Conclusión 

La poda del cannabis es una práctica esencial para obtener plantas sanas y productivas. En este artículo, hemos visto las diferentes técnicas de poda, cada una con sus propias ventajas; la elección depende de las necesidades específicas del cultivador. Sin embargo, un error en la poda puede causar estrés a la planta y comprometer su crecimiento y producción. Por lo tanto, se recomienda comenzar con técnicas de poda más simples y experimentar gradualmente con técnicas más avanzadas a medida que se adquiere más experiencia.

¿Quieres saber más y lanzarte al mundo del cultivo de cannabis? Visita nuestro sitio Sensoryseeds, donde encontrarás excelentes semillas y muchos artículos para seguir descubriendo más.