Sistema endocannabinoide humano: qué es y cómo funciona

Qué es y cómo funciona el sistema endocannabinoide humano

Intentamos comprender dónde se encuentra el sistema endocannabinoide, cuáles son sus funciones y cómo se puede estimular

Si tienes una verdadera pasión por el cannabis, es probable que ya conozcas la existencia del sistema endocannabinoide humano. Sin embargo, es posible que no hayas tenido la oportunidad de profundizar en el tema, entre otras cosas porque muchos artículos en Internet lo tratan de forma demasiado específica y con un lenguaje extremadamente científico.

En las siguientes líneas, intentaremos explicar la naturaleza y el funcionamiento del sistema endocannabinoide de la forma más sencilla y clara posible.

Qué es el sistema endocannabinoide y para qué sirve

En el cuerpo humano hay varios sistemas biológicos, cada uno de los cuales tiene funciones específicas. Por ejemplo, el sistema endocrino se encarga de la producción y liberación de hormonas, mientras que el sistema inmunitario se encarga de la defensa del organismo contra virus, bacterias y otros microorganismos. Sin embargo, además de estos sistemas, existe uno menos famoso pero muy importante: el sistema endocannabinoide.

De hecho, se trata de una máquina interna que regula las funciones vitales del ser humano enviando determinadas señales a las células. Esta red de comunicación garantiza que nuestro organismo mantenga un equilibrio y que los procesos cognitivos y fisiológicos básicos se desarrollen con normalidad. Entre los aspectos más importantes que regula el sistema endocannabinoide están el hambre, el sueño, el estado de ánimo y el dolor.

Cómo funciona el sistema endocannabinoide

Cómo funciona el sistema endocannabinoide

¿Cómo funciona este sistema en el organismo? Básicamente, los elementos que lo componen y lo hacen funcionar son tres:

  • los cannabinoides
  • las enzimas;
  • los receptores.

Los cannabinoides son las moléculas responsables de la transmisión de información a las células, y pueden ser de dos tipos: endógenos y exógenos. Los primeros son autoproducidos por el organismo y se denominan “endocannabinoides“; los segundos se encuentran en la composición química de ciertas plantas, la más famosa de las cuales es el cannabis, y se conocen como “fitocannabinoides”. Las enzimas, por su parte, se encargan de neutralizar los cannabinoides una vez que han cumplido su cometido como mensajeros.

Sin embargo, entre medias hay un paso muy importante, ya que las células son incapaces de recibir las señales de los cannabinoides sin la ayuda de otro elemento fundamental: los receptores. Piensa en los cannabinoides como una emisora de radio que tiene que enviar una señal a varias ciudades (las células): para que esta señal llegue alta y clara, se necesitan antenas. Aquí, en el sistema endocannabinoide, estas antenas se llaman “receptores”. Aunque se cree que existen tres tipos, hasta ahora la ciencia sólo ha podido descubrir dos: los receptores CB1 y los CB2.

Veamos dónde se encuentran.

Lee también: El estrés térmico en el cáñamo: cómo reconocer el problema y cómo solucionarlo

Dónde se encuentran los receptores CB1 y CB2

Los primeros receptores descubiertos por los científicos (exactamente en 1990) fueron los receptores CB1; su presencia se encontró principalmente en la zona del encéfalo. Sin embargo, aunque en menor medida, también están presentes en otras zonas del cuerpo como los pulmones, los riñones, el hígado y el aparato reproductor.

Por otra parte, en lo que respecta a los receptores CB2, al principio se creía que sólo se encontraban en el sistema inmunitario, especialmente en el bazo. Sin embargo, tras los estudios, se descubrió que también estaban presentes en el sistema nervioso central, el colon, el hígado, el páncreas y los huesos.

Cómo funciona el CBD

Cómo estimular el sistema endocannabinoide: los efectos del CBD

Como hemos dicho, los cannabinoides son producidos por el cuerpo para regular diversas funciones. Sin embargo, este sistema puede tener fallos cuando la cantidad de cannabinoides endógenos resulta insuficiente para mantener el equilibrio correcto. Las consecuencias de estos desequilibrios pueden ser:

  • trastornos del sueño y del apetito
  • la ansiedad;
  • estrés;
  • problemas digestivos.

En estos casos, la toma de fitocannabinoides estimula el sistema endocannabinoide y puede ayudar a restablecer la normalidad. Los cannabinoides más famosos que se encuentran en la marihuana son el THC (tetrahidrocannabinol) y el CBD (cannabidiol). Hay una diferencia sustancial entre estas dos moléculas: la primera tiene efectos psicotrópicos, la segunda no. Veamos, pues, qué propiedades tiene el CBD y qué beneficios puede aportar.

Gracias a sus propiedades neuroprotectoras, el cannabidiol es capaz de mitigar los síntomas del estrés oxidativo, mientras que sus propiedades ansiolíticas ayudan a regular el estado de ánimo y a aliviar los síntomas de diversos estados de ansiedad, como el trastorno de estrés postraumático y el trastorno obsesivo compulsivo. El CBD es un antiemético natural, por lo que su consumo también tiene efectos positivos en relación con las dificultades digestivas. Sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas lo hacen muy útil en el tratamiento del dolor. Además, como este principio activo favorece la relajación, es un valioso aliado para quienes sufren de insomnio.

Pero eso no es todo: además de sus efectos ante las dolencias mencionadas, según varios estudios el cannabidiol también es útil en el tratamiento de enfermedades como la epilepsia y la esclerosis múltiple.

Lee también: Carencia de fósforo en el cáñamo: cuáles son los síntomas y los remedios para este desequilibrio de nutrientes

En conclusión

La investigación científica es bastante activa en el estudio del sistema endocannabinoide y los efectos positivos del CBD en el cuerpo. Se espera que con el tiempo surjan resultados cada vez más alentadores sobre su uso con fines terapéuticos y recreativos, y que se avance en la legislación. Hasta entonces, ten en cuenta que el cultivo de cáñamo en España es ilegal y que, aunque el comercio de semillas de cannabis está permitido, no lo está germinarlas.

Por lo tanto, las semillas de marihuana a la venta en Sensoryseeds sólo pueden adquirirse con fines de coleccionismo.