Parásitos del cannabis: estos son los más peligrosos

Descubra cuáles son los parásitos más peligrosos para el cannabis

¿Cuáles son las plagas de cannabis más peligrosas contra las que es importante estar alerta? Estas son las principales

Desde el momento en que plantas tus semillas de cannabis hasta el momento de la floración y la cosecha, además de asegurarte de que las plantas crezcan con regularidad y tengan toda la nutrición que necesitan, es muy importante controlar los ataques de plagas.

Los parásitos del cannabis, de hecho, son muchos, y algunos en particular son muy dañinos; por eso es importante saber reconocerlos y erradicarlos antes de que sea demasiado tarde.

En este artículo hablaremos de las plagas más comunes y peligrosas para las plantas de marihuana, sus efectos y los remedios que adoptan los cultivadores de cáñamo para prevenir su aparición o vencerlos.

Insectos y parásitos del cannabis

Pulgones y cáñamo: cuidado con los piojos peligrosos

Los primeros parásitos del cannabis de los que queremos hablaros son una especie que a menudo pone en dificultades incluso a los cultivadores de cáñamo más experimentados: estamos hablando de pulgones.

Los pulgones o piojos de las plantas son pequeños insectos que pueden poner en peligro las plantas de cáñamo.

Para evitar comprometer irreparablemente las plantaciones de cannabis, los cultivadores de cáñamo deben mantener bajo control la posible aparición de este pequeño parásito desde la siembra de las semillas de marihuana.

¿Por qué?

¡Porque este parásito se alimenta de la savia de las plantas y se reproduce con una velocidad aterradora!

Esto significa que aunque sólo aparecieran dos o tres ejemplares en una plantación, no tardarían en llegar a ser cientos o incluso miles.

Pero, ¿cómo se reconocen los pulgones?

¿Y qué tipo de daño pueden infligir a las plantas de marihuana?

Los pulgones son muy pequeños y se caracterizan por un cuerpo robusto, casi redondo, que se estrecha en la parte delantera.

En cuanto al color, algunos ejemplares son blancos, otros marrones, otros gris oscuro (casi negro). Pero como hay alrededor de cuatro mil subespecies, las variables pueden ser realmente muchas.

Generalmente, los pulgones son reconocibles porque se ubican en el dorso de las hojas por la parte de abajo, en correspondencia con las venas vegetales, es de aquí que chupan la savia de la planta.

Eso sí, cuando la infestación por estos parásitos se agrava, los pulgones también pueden caminar por los tallos, pero es importante no llegar a este punto.

¿Cuál es el efecto de la infestación de pulgones?

Los primeros síntomas visibles en la planta son el rizado de las hojas y algunas manchas amarillas.

Posteriormente, si la planta está muy infestada, las hojas se vuelven cada vez más amarillas, hasta que se marchitan y hacen que la planta deje de crecer.

Pero si pensabas que esto era todo, te sorprenderá saber que estos no son los únicos daños que causan los pulgones.

Estos parásitos también pueden servir como vehículo de transporte de virus y bacterias que causan otras enfermedades. Además, sus excrementos, que consisten en una sustancia azucarada llamada melaza, son muy apetitosos para las hormigas (otros animales pequeños que, en exceso, pueden representar un problema para las plantas).

Lee también: Los terpenos del cannabis y el efecto séquito o entourage

Insectos minadores de hojas: los peligrosos constructores de túneles

También los minadores de las hojas pueden representar un grave peligro para las plantaciones de cáñamo, tanto en interiores como en exteriores.

Los parásitos de los que estamos hablando son básicamente larvas de polillas, moscas y escarabajos, generalmente de color blanco o verde y de unos 2 o 3 milímetros de largo.

¿Qué le hacen a la planta de cannabis?

Los insectos minadores cavan en las hojas túneles reales (llamados minas), y dentro de ellos ponen sus huevos.

Una vez que los huevos eclosionan, los especímenes recién nacidos también comienzan a alimentarse de la planta, y así continúa el ciclo de reproducción.

Este fenómeno provoca que las hojas se sequen, provocando su caída, y en general provoca diversos daños estéticos (el recorrido de las galerías es visible desde el exterior).

Además, el efecto de los minadores desencadena una reacción de la planta, que comienza a producir una sustancia dulce que atrae a las hormigas y las moscas.

Desafortunadamente, incluso las larvas, al igual que los pulgones, de los que hablamos anteriormente, afectan de manera indiferente a cualquier especie de planta de cáñamo, ya sea ​​que provenga de semillas autoflorecientes, ya sea de semillas feminizadas, o de cualquier otro tipo.

En resumen, ¡estas pequeñas larvas pueden ser un verdadero desastre para las plantaciones!

Moscas de los hongos: pequeños parásitos que causan grandes daños

Las moscas o mosquitos de los hongos son parásitos de 2 a 3 milímetros que como su nombre indica parecen moscas pequeñas o se parecen vagamente a los mosquitos. Pueden causar diversos daños a las plantas de cannabis (incluso durante la etapa larvaria) tanto en la zona del tallo como en la zona de la raíz.

A menudo, estas plagas se convierten en un problema para las plantaciones cuando el riego es excesivo, pues necesitan un suelo muy húmedo para crecer.

¿Qué le hacen las moscas de los hongos a las plantas de marihuana?

Estos pequeños invitados no gratos se abren paso desde la tierra hasta las raíces hasta llegar al tallo de las plantas, y también pueden atacar a los animales jóvenes nacidos de cualquier tipo de semilla (semillas de floración rápida, semillas feminizadas BSF, etc.).

Además de debilitar mucho las plantas y ralentizar su crecimiento, la acción de las moscas del hongo como también la de las larvas, que tienen un aspecto blanco transparente con la cabeza negra, lleva al interior de las plantas de cannabis una serie de bacterias y virus muy peligrosos.

Desafortunadamente, el daño de estos pequeños insectos puede ser enorme, especialmente si piensas que la hembra pone de 50 a 200 huevos a la vez, que eclosionan en solo 2 o 3 días.

La mariquita antagonista de los parásitos del cannabis

Derrotar a los parásitos y prevenir su aparición: estas son las mejores estrategias

Acabamos de explicar tres de los parásitos más peligrosos y comunes de la planta del cannabis, pero también es necesario mencionar la cochinilla, la araña roja y la menos conocida, pero definitivamente temible, la roya del cáñamo (un ácaro).

Para limitar el daño causado por las invasiones de estos parásitos, la mejor táctica es sin duda la prevención, dosificando adecuadamente la humedad de las habitaciones, prestando atención a los niveles adecuados de riego y cuidando la higiene de las habitaciones y equipos.

Sin embargo, cuando las plagas toman por sorpresa incluso a los cultivadores de cáñamo más experimentados, se debe implementar una estrategia de solución .

En el mundo del cultivo de cannabis, definitivamente no se recomienda el uso de pesticidas químicos (especialmente durante la fase de floración), porque podrían alterar negativamente los aromas del cultivo.

Es mejor optar por un insecticida natural para el cáñamo, cuidando de utilizarlo ante los primeros signos de infestación.

En este sentido, algunos cultivadores de cáñamo optan por utilizar compuestos naturales ya preparados, mientras que otros prefieren hacer un pesticida de cáñamo hecho en casa utilizando aceites esenciales (como aceite de neem, aceite esencial de limón, etc.).

Otra estrategia útil para mantener sanas las plantas de marihuana es introducir algunas especies de insectos depredadores.

Entre las más comunes podemos mencionar la mariquita común, las arañas Thomisidae (o arañas cangrejo) y la Chrysoperla carnea.

Lee también: ¿Qué es CBG y qué papel tiene en las plantas de cannabis?

Para concluir

Ahora tú también conoces las principales plagas enemigas de las plantas de cannabis.

Vigilar estos y muchos otros pequeños peligros desde la siembra es muy importante para poder llegar a la fase de cosecha en las mejores condiciones.

Afortunadamente, existen remedios , incluso naturales, para combatir los parásitos de la marihuana, pero debido a la velocidad con la que se reproducen la mayoría de ellos es fácil perder el control de la situación.

El secreto está en prestar mucha atención, examinar las plantas día tras día y estar siempre dispuesto a adoptar la solución más adecuada.

Después de leer este artículo, cuyo fin es meramente informativo, recordando que el cultivo de cannabis no está permitido en España, te invitamos a visitar nuestra tienda online Sensory Seed .

En nuestra tienda podrás encontrar las mejores variedades de semillas de cannabis BSF para completar tu colección.

Visita nuestro catálogo en línea hoy: ¡te estamos esperando!