Agua y cannabis en flor: qué cantidad necesita en esta fase

¿Cuánta agua necesita el cannabis en la fase de floración?

Descubra la información principal sobre el riego de las plantas de cannabis durante el período de floración.

En el mundo del cultivo del cáñamo, el riego es un tema muy serio.

Desde el momento en que se plantan las semillas de marihuana , para luego llegar a la etapa vegetativa y finalmente a la floración, el agua debe dosificarse adecuadamente o existe riesgo de comprometer la salud de las plantas.

En este artículo queremos hablar sobre la relación entre el agua y el cannabis en flor en particular .

¿Cómo actúan los cultivadores de cáñamo durante este período en particular?

¿Con qué frecuencia regar la marihuana?

¿Hay reglas fijas?

Aquí encontrarás las respuestas a todas las preguntas principales sobre cómo regar el cannabis en flor.

Dosificación de agua para la floración de cannabis

Cannabis y riego de flores: esto es lo que es importante saber

Desde la siembra de semillas de cannabis hasta que la planta de marihuana completa su ciclo de crecimiento y finalmente llega a la etapa de floración, se debe tener mucho cuidado para asegurar que el cultivo se pueda recolectar con la planta en excelente estado de salud.

Es importante cuidar la parte de alimentación, dosificar la humedad del ambiente y la luz, y es imprescindible prestar atención también a las cantidades de un elemento tan simple como el agua.

¿Cuánta agua dar a las plantas de cannabis con flores?

Durante la primera fase de floración las plantas absorben una cantidad de agua similar a la del período final de la fase vegetativa: no existen diferencias sustanciales.

Sin embargo, a medida que los cogollos se hacen más grandes y comienzan a formarse pistilos, las raíces comienzan a absorber más agua, por lo que en este momento será necesario aumentar el riego.

Si te preguntas cuáles pueden ser las dosis precisas de agua para regar la marihuana, has de saber que es imposible dar una respuesta universal.

Muchos factores afectan esta decisión: por ejemplo, las plantas de cáñamo pueden estar expuestas a temperaturas más o menos altas, pueden cultivarse en diferentes sustratos que tienen diferentes niveles de retención de agua; además, el tamaño de las macetas también puede afectar, etc.

Por supuesto, también puede haber diferencias cuando estamos hablando de riego en cultivos de interior o exterior .

Digamos que lo ideal sería regar las plantas solo cuando el suelo se seque, y esto se aplica tanto a las plantas nacidas de semillas feminizadas como a aquellas que nacen de semillas autoflorecientes, de floración rápida o de cualquier otro tipo.

Para que las plantas de marihuana crezcan con buena salud es importante evitar el estancamiento de agua: es mejor dar poca agua y añadirla si es necesario que arriesgarse a que las raíces se pudran por la alta humedad del suelo.

Habiendo aclarado que las dosis de agua a administrar a las plantas pueden ser muy diferentes de un caso a otro, probablemente ahora te estés preguntando si existe al menos alguna técnica de riego común.

En cuanto al tipo de riego durante la fase de floración de las plantas de marihuana, muchos (pero no todos) los cultivadores de cáñamo siguen un esquema de cuatro pasos que consiste en alternar agua pura con agua mezclada con fertilizante:

  • el primer día se administran tanto agua como nutrientes;
  • el segundo día se salta el riego;
  • al tercer día las plantas se riegan con agua pura;
  • incluso en el cuarto día se omite el riego.

En este punto el ciclo se repite hasta los últimos días antes de la cosecha, en los que se suspende por completo la administración de fertilizantes y nutrientes.

Lea también: Parásitos del cannabis: estos son los más peligrosos

Porcentajes de humedad: cuidado con el agua en la atmósfera

Hemos dejado claro que durante la fase de floración, cuanto más grandes son las flores, más agua necesita la planta de cannabis, y que al mismo tiempo es importante no excederse en las dosis.

Además de esto, también es importante especificar que, por el contrario, el porcentaje de humedad en la atmósfera debe disminuir gradualmente.

En concreto, durante la fase de floración los porcentajes de humedad deben estar entre el 40% y el 50% , mientras que en las dos últimas semanas antes de la cosecha entre el 30% y el 40%.

¿Te estás preguntando por qué?

Una humedad demasiado alta podría ser catastrófica para el cultivo, ya que a menudo hace que se formen gotas de agua entre los cogollos .

Estas gotitas de condensación, a su vez, con el tiempo podrían dar lugar al nacimiento de mohos, comprometiendo toda la plantación: lamentablemente, en casos como el que acabamos de hipotetizar, incluso teniendo que ver con las genéticas de cannabis más resistentes nacidas de las mejores semillas (como las semillas de floración rápida BSF) habría muy poco que hacer.

El agua, por tanto, tanto en macetas como en el medio ambiente, tiene un impacto muy importante en la salud de las plantas de cannabis.

Agua y cannabis en la fase de floración

Temperatura y pH del agua para la floración del cannabis.

Los cultivadores de cáñamo a los que les gusta cuidar al máximo la parte del riego, además de prestar atención a las dosis, también mantienen bajo control el pH y la temperatura del agua, dos características que pueden afectar mucho la calidad de la planta, y en consecuencia a la cosecha.

Para cuando las plantas de cannabis están en flor, el pH del agua para los cultivos del suelo debe estar entre 6 y 7; en cultivos hidropónicos, entre 5,5 y 6,5.

En cuanto a la temperatura, mejor evitar el agua excesivamente caliente: las condiciones ideales son alrededor de 20 ° C .

Lee también: Los terpenos del cannabis y el efecto séquito o entourage

Para concluir

Como has podido ver, incluso los cultivadores de cáñamo más experimentados siguen algunos consejos durante la fase de floración para regar las plantas de cannabis de la mejor manera.

A medida que las flores se desarrollan, las raíces absorben más agua, por lo que es importante aumentar la intensidad del riego.

Pero al mismo tiempo, es fundamental no exagerar para no arriesgarse a comprometer la salud de la planta justo antes de la cosecha.

Después de toda esta información, y recordando que el cultivo de cannabis no está permitido en España, te invitamos a visitar nuestra tienda online Sensoryseeds para comprar las mejores semillas de cannabis para añadir a tu colección.

Elige entre semillas feminizadas, semillas de floración rápida y muchos otros tipos, y aprovecha nuestro envío rápido y garantizado.

¡Te esperamos en Sensory Seed!