Leche de cannabis: cómo se prepara y cuáles son sus efectos

Preparación y efectos de la leche de cannabis

Aquí está todo lo que necesitas saber sobre esta deliciosa bebida.

Si eres un amante de las semillas de cannabis y de la marihuana en general, probablemente sabes que esta planta también se puede utilizar para la preparación de infusiones o platos. Pero más allá de las tisanas, bizcochos y demás platos, también es posible preparar leches de marihuana.

En este artículo del blog de Sensoryseeds te explicamos cómo se prepara esta bebida, qué efectos produce y qué tipos de leche puedes utilizar para elaborarla.

La descarboxilación del cannabis es un proceso importante

Cómo se prepara la leche de cáñamo

Para preparar leche con cannabis es fundamental comenzar con un proceso químico muy sencillo llamado descarboxilación. Probablemente la palabra “químico” te haya hecho pensar en un procedimiento complejo, pero lo cierto es que esta operación está al alcance de todos. Lo único que tienes que hacer es exponer tus cogollos de marihuana a una temperatura de 110°C durante aproximadamente media hora.

¿Por qué es tan importante la descarboxilación? Pues porque sirve para liberar los principios activos del cáñamo.

Una vez hecho esto, puedes empezar a hacer tu propia bebida. La elección de la leche es al menos tan fundamental como la elección del tipo de hierba; dado que este último contiene cannabinoides (sustancias liposolubles), harías bien en usar una leche alta en grasa. De esta manera obtendrás un resultado final perfecto. Si bien la cantidad de cannabis puede ser discrecional, un valor estándar sería de 1,5 g de marihuana por medio litro de leche.

La preparación comienza con el calentamiento de la leche. Después de verterlo en una cacerola, pónlo en la estufa y caliéntalo a fuego lento sin dejar que hierva. Cuando la temperatura sea alta, se puede añadir el cannabis troceado y descarboxilado al líquido y seguir cocinando (siempre a fuego lento para que no hierva todo) durante al menos una hora, removiendo con frecuencia. Pasado el tiempo que tarda el líquido en asimilar los cannabinoides presentes en la hierba, puedes apagar el fuego y dejar que la mezcla se enfríe un poco. Luego, con la ayuda de un colador y una gasa, tendrás que filtrar la leche y verterla en una botella.

A continuación, serás tu a decidir si consumir el producto inmediatamente o conservarlo en la nevera (siempre que el uso de cannabis con fines recreativos esté permitido en el país donde residas).

Lee también: Extracción de butano: los riesgos de este método para la producción de BHO

Cuáles son los beneficios de la leche de cannabis

La bebida que se elabora con esta especie de decocción de marihuana en leche es de color verdoso, muy similar a la leche con menta que seguro te volvía loco en la infancia. Eso sí, los efectos de esta leche son muy diferentes y pueden coincidir con beneficios que varían según el tipo de marihuana. Una variedad light, por ejemplo, le dará a la leche propiedades antiinflamatorias y relajantes, mientras que una variedad clásica (con un porcentaje considerable de THC, en definitiva) también podría dar la típica sensación de subidón que se produce con la ingesta de esta sustancia por inhalación.

Un aspecto sustancial de la ingesta de cannabinoides a través de productos comestibles es la duración de los efectos, que parece ser más prolongada que la inhalación. Sin embargo, ten en cuenta que los ingredientes activos tardan más (alrededor de una hora) en entrar en la circulación. Conocer estas particularidades es importante porque, al no ver ningún efecto, puedes pensar que estás consumiendo una cantidad de leche de cáñamo que no toleras.

Otra cosa que debes saber es que no se recomienda consumir alcohol antes o después de beber leche de cáñamo, especialmente si es tu primera vez.

Los beneficios de la leche de cáñamo

Al igual que el té de cáñamo, la leche de cáñamo también puede ser una bebida vegana

En el párrafo donde hablábamos de la preparación de la leche de cáñamo, hemos hablado de la leche de forma genérica, subrayando la importancia de elegir un producto con un alto contenido en grasas. Si bebes leche entera de forma habitual, puede que hayas pensado que queríamos dar a entender que la leche de cannabis solo se podía hacer con este tipo de producto. Bueno, en realidad hay muchas bebidas a base de plantas (mal llamadas “leche”) que se pueden usar para hacer una bebida de cáñamo.

Dado que hoy en día muchas personas no pueden o no quieren consumir leche entera, ya sea por motivos morales o por intolerancias alimentarias, nos gustaría precisar que para obtener una bebida de cáñamo similar a la leche de cannabis es posible utilizar otros productos.

La leche de soya, por ejemplo, contiene 4 g de grasa por taza, la leche de coco hasta 57 g por taza, mientras que la leche de almendras contiene solo 3 g por taza; este último puede representar una solución para quienes siguen una dieta, aunque los efectos corren el riesgo de ser menos potentes precisamente porque los cannabinoides se liberan mejor en contacto con las grasas.

Lee también: Deficiencia de microelementos en plantas de cannabis: cómo se reconoce y qué remedios se aplican

En conclusión

En este artículo te hemos explicado cómo se prepara la leche de cáñamo y qué efectos puede dar. Ten en cuenta que esta leche también se puede utilizar para hacer batidos, postres y como ingrediente de otros platos. En Sensoryseeds, sin embargo, nos gustaría recomendarte la máxima atención ya que en muchos países (incluyendo España) el cultivo y uso de cannabis y sus derivados están prohibidos por ley.

Lo que no está prohibido, sin embargo, es comprar semillas de marihuana con fines de coleccionismo en una tienda online como la nuestra. Ven y visítanos para explorar nuestras semillas de floración rápida, semillas feminizadas y semillas autoflorecientes.