Germinación rápida de semillas: ¿Cuándo ocurre y cómo conseguirla?

GERMINACIÓN RÁPIDA DE SEMILLAS de marihuana

Métodos rápidos para la germinación de semillas de Cannabis.

Una de las muchas preocupaciones de los productores de marihuana tiene que ver con el crecimiento de las semillas. Para evitar que las plantas se dañen, las semillas de Cannabis deben germinar rápidamente.

Las semillas de Marihuana deben estar maduras antes de entrar en la fase de germinación.

En este artículo, te hablaremos sobre la madurez de las semillas de Cannabis y la mejor manera de germinarlas.

Lo que te enseñaremos a continuación sólo lo puedes llevar a cabo si te encuentras en un país en el que el cultivo de marihuana está permitido.

cultivo de semillas de marihuana

Semillas de Cannabis maduras: ¿cómo reconocerlas?

Las semillas de Cannabis maduran después de pasadas 4 a 6 semanas de su desarrollo, que toma lugar unos pocos días después de su polinización. Es posible saber cuándo están listas para el siguiente paso basándonos en su color.

Durante la primera fase de su desarrollo, las semillas son de color verde y su cáscara es blanda. A medida que pasa el tiempo, la cáscara comienza a eclosionar, haciendo que las semillas puedan ser recolectadas con mayor facilidad.

Puedes apreciar el color de la semilla con tan sólo verla: cuando están maduras, tienen un color que va del marrón al gris oscuro.

Cuando la semilla está madura, su cáscara endurece, y tiene rayas más claras que su color natural (pero no todas las variedades de Cannabis tienen rayas). Una vez maduras, están listas para ser germinadas.

Lee también: ¿Quieres fumar semillas de Cannabis? Te damos 3 razones para no hacerlo

Semillas de Cannabis y métodos de germinación

Las semillas de Marihuana necesitan cumplir con ciertos factores específicos para poder ser germinadas. Estos son algunos factores que conducen a un tiempo óptimo de germinación, de 2 a 3 días:

  • La humedad: Las semillas deben estar en un ambiente húmedo, pero no se recomienda dejarlas en remojo por mucho tiempo. Puedes remojarlas por un periodo no mayor a 24 horas, pero no se recomienda la germinación en agua. De hecho, después de pasadas las 24 horas, las semillas comienzan a pudrirse rápidamente.
  • Luz y calor: Mantener las semillas bajo una luz y temperatura cálida es una gran idea, pero no te excedas. La temperaturas alrededor de los 20º son ideales.
  • Sé delicado y cauteloso: Las semillas de cáñamo son muy frágiles durante la fase de germinación, por lo que se desaconseja fuertemente tocar la raíz blanca, ya que puede desprenderse fácilmente. Además, los cultivadores deben tener cuidado con la dirección y la profundidad en la que plantan las semillas. Para ser más específicos, es necesario plantar las semillas germinadas a un profundidad de 1,5 – 2,5 centímetros, apuntando la pequeña raíz hacia abajo.

Luego de estos pasos generales, hay 3 métodos principales para la rápida germinación de semillas:

  1. Germinación en turba (jiffy) o lana de roca (rock wool).
  2. Germinación de semillas en servilletas de papel.
  3. Plantación directa tierra orgánica.

Veámoslo en detalle.

Métodos principales para la rápida germinación de semillas de cannabis.

rápida germinación de semillas de cannabis
  • Primer método: El uso de turba o lana de roca es una de las mejores maneras de germinar semillas, vendidas especialmente para este propósito. Al usar estos materiales, los productores de semillas de Cannabis colocan la semilla en un agujero que se encuentra ya presente en el cubo, y cierran el agujero pellizcando el material con sus dedos. Luego, lo riegan de manera regular y colocan la semillas en un lugar bien iluminado de manera que puedan recibir suficiente calor y así esperar que las semillas emerjan. En este punto, pueden decidir comenzar el cultivo hidropónico, aeropónico o extraer los cubos de su base para trasplantarlos al suelo.
  • Segundo método: En la naturaleza, las plántulas de Cannabis se encuentran en la tierra, y muchos agricultores deciden germinarlas de la misma manera plantandolas directamente en la tierra. Una de las ventajas esenciales de la germinación en suelo orgánico es que se puede evitar el trauma que sufre la plántula durante el trasplante. Al hacerlo de esta manera, la planta se adapta inmediatamente a su entorno final. Al escoger este método de germinación, el productor debe asegurarse de plantar las semillas en tierra húmeda, a una profundidad de 1,5 a 2,5 centímetros. Luego, deberá asegurarse del riego constante y de ajustar la iluminación para que reciba el calor necesario.
  • Tercer método: Germinar semillas de papel es un método rápido, fácil y de bajo costo (no se recomienda la germinación de semillas en algodón, ya que las raíces podrían crecer dentro de las fibras y dañarse durante el trasplante). Las servilletas más utilizadas son las menos porosas para que las raíces no entren en el papel.

¿Qué hacen los cultivadores?

Los cultivadores humedecen la servilleta de papel, colocan las semillas maduras, doblan la servilleta y la dejan en un lugar cálido e iluminado. La servilleta se secará, por lo tanto, es necesario humedecerla regular y cuidadosamente, evitando ocasionar algún daño a las pequeñas y delicadas raíces.

Lee también: Germinación rápida de semillas: ¿Cuándo ocurre y cómo conseguirla?

En conclusión.

El método perfecto para la germinación de semillas de cáñamo dependerá de las necesidades del cultivador. Cada cultivador se esfuerza en comprar las mejores semillas, maduras y certificadas, entonces, decide (basándose en su cultivo) cómo germinarlas.

La única forma de evitar dañar las semillas y, por consiguiente, tener que desecharlas, es proporcionándoles humedad, luz, calor y mucho cuidado.