Cultivando semillas autoflorecientes al aire libre: 5 cosas que deberías evitar

CULTIVO DE SEMILLAS AUTOFLORECIENTES

Aquí hay algunos consejos sobre las semillas de autofloración rápida en el exterior.

Aunque las semillas autoflorecientes tengan los casi mágicos genes de la variedad Ruderalis de su lado, convirtiendo estas semillas en unas de las más resistentes a las plagas, hongos, y a temperaturas más inclementes de lo que soportaría otra variedad, tenemos que prestar un mínimo de cuidado al cultivar estas plantas al aire libre.

SensorySeeds, una compañía que se especializa en las semillas de cannabis, ha estado trabajando durante años para ofrecer a sus clientes una mayor, mejor variedad de semillas de cannabis. En SensorySeeds.es se ofrece una selección de buena calidad a unos precios muy razonables, con el objetivo de ser una de las tiendas online de cannabis con más variedades y con los mejores precios de toda Europa.

Cultivando al aire libre: Los primeros pasos

semillas de marihuana al aire libre

Antes de empezar a hacer planes y de comprar cualquier otra cosa, la primera cosa que debemos hacer es decidir qué tipo de semillas de cannabis vamos a usar. Esto aplica para cultivo al aire libre tanto como para cultivo en invernaderos o en casa.

Lo primero que hay que asegurar, antes de variedad, es la calidad de la semilla de marihuana. Es muy importante recurrir a un proveedor en el que puedas confiar y que, como sensoryseeds, conduzca controles de calidad frecuentemente y se abstenga del uso de químicos y pesticidas.

Con el simple hecho de elegir semillas de cannabis de alta calidad te puedes ahorrar numerosos dolores de cabeza y al mismo tiempo asegurar una cosecha mayor.

Lee también: Tiempos de germinación: Lo que deberías saber para evitar las sorpresas.

Escogiendo el terreno

Tanto la tierra que usamos como la maceta en la que va esta tierra ha de ser escogida cuidadosamente.

Primero, se recomienda usar una maceta donde la planta pueda crecer, para evitar tener que mover la planta de una maceta muy pequeña a otra grande. Este tipo de ajetreo es una fuente de estrés para la planta que podría demorar considerablemente nuestra cosecha. Macetas de 7 litros de capacidad son la mejor opción.

Luego, la tierra usada debería venir ya fertilizada con hummus de gusano o algún otro fertilizante de este estilo para asegurar que la tierra tenga nutrientes suficientes para nuestra planta de cannabis.

Regar las plantas correctamente

Cuando cultivamos cannabis -y esto es especialmente cierto con las variedades autoflorecientes- tenemos que tener cuidado de regar frecuentemente, pero con cuidado de no ahogar las raíces con demasiada agua.

La frecuencia con la que has de regar las plantas va a variar mucho depende del clima y el nivel de humedad del área donde vives. Si regas demasiado a menudo, la tierra es incapaz de oxigenarse correctamente. Si regas con muy poca frecuencia, la tierra se seca y pierde nutrientes.

humedad constante semillas autoflorecientes

El agua que se usa también es importante. El agua filtrada y envasada, como la que se compra en una tienda, no aporta ningún nutriente para nuestras plantas. Se recomienda usar agua de lluvia, arroyos, o del grifo.

Cómo cosechar

Una vez la planta haya crecido, florecido y los cogollos hayan cambiado de color, estamos listos para cosechar.

Para variedades autofloricientes, la cosecha suele tomar lugar alrededor de 70 u 80 días después de haber plantado las semillas de marihuana. Esto es mucho más rápido de lo que podemos esperar con otras variedades de cannabis.

Una vez hayas cosechado, transporta los cogollos a un lugar bien ventilado donde puedan secarse tranquilamente. Poca luz y baja humedad son las condiciones ideales para secar los cogollos.

Lee también: Semillas autoflorecientes para cultivar al aire libre: Todo lo que necesitas saber

Cuidando nuestra planta

Es fácil olvidar el simple hecho de que la planta de cannabis es un ser vivo, respirando y sobreviviendo día a día al igual que nosotros.

En el caso de las variedades autoflorecientes, podemos estar más tranquilos que con alguna otra variedad, ya que son mucho más resistentes que otras.

Aún así, tenemos que cuidar nuestras plantas a diario. Cosas tan simples como mantener la tierra húmeda y, más importante todavía, limpia y libre de insectos, puede ser la diferencia entre una cosecha mediocre y una abundante.

Cuidados simples como estos pueden hacer que tus plantas florezcan con mayor rapidez.

Conclusión

Ahora que tienes algo más de conocimiento sobre cómo cultivar y cosechar las variedades autoflorecientes de cannabis solo te hace falta la experiencia.

De nuestra parte, siempre recomendamos las variedades autoflorecientes. Estas semillas son muy buenas para acumular experiencia cultivando cannabis. Estas plantas rinden menos que las variedades comunes, pero dan flores todo el año independientemente de la estación en la que estés plantando.

En la tienda online de Sensoryseeds.es ofrecemos una amplia selección de semillas de marihuana. Dependiendo de qué tipo de flor estés buscando o de cuán grande necesitas tu cosecha, nuestra tienda tiene productos de sobra para que tú escojas la semilla que más te conviene.

Desde Godzilla Glue Auto a Lebron Haze, tenemos variedades de todo tipo, con sabores distintos y perfiles aromáticos distintos.

Como ejemplo, la semillas de Godzilla Glue Auto tiene una cosecha de entre 50 y 350 gramos con un sabor intenso y fuerto. Las semillas de Lebron Haze, en cambio, rinde de 40 a 250 gramos por cosecha y tiene un sabor cítrico, a limón, combinado con un sabor a cedro fresco.