Cómo obtener enormes cogollos de cannabis en 5 sencillos pasos

Aquí tienes 5 consejos para conseguir flores de cannabis grandes y llenas.

¿Tienes curiosidad por saber cómo conseguir las flores de cannabis más grandes y completas? Aquí tienes 5 de los mejores consejos

Si eres un aficionado a la marihuana y te gusta estar al día de sus propiedades y técnicas de cultivo, probablemente te intrigue el hecho de que algunos cultivadores de cannabis, aun utilizando las mismas variedades de semillas de cannabis que otros, consigan obtener mayores cosechas.

¿Cuál es el secreto?

¿Cómo conseguir cogollos enormes y de calidad?

La dedicación y la experiencia son sin duda algunos de los ingredientes que conducen a grandes resultados, pero también hay muchos trucos.

¡A continuación, te contamos los cinco pasos principales para cultivar plantas de cáñamo con enormes cogollos!

Cogollo de cannabis

Las semillas de calidad son el punto de partida de unos cogollos enormes

Los cultivadores de cannabis experimentados saben que, para llegar a la fase de cosecha con cogollos grandes y abundantes, es importante comprar semillas de marihuana de calidad que sólo sean suministradas por tiendas o bancos de semillas de confianza.

Comprar productos como las semillas BSF es comprar productos probados genéticamente que no dejan lugar a dudas sobre su calidad y eficacia.

Al sembrar cualquier tipo de semillas, puedes encontrarte invirtiendo tiempo y energía innecesarios en plantas que nunca crecerán o pueden ser defectuosas o de muy mala calidad; al elegir productos como las semillas feminizadas BSF, las semillas rápidas BSF, etc., ¡puedes estar seguro de obtener los mejores resultados desde el principio!

Lee también: Cómo secar la hierba rápidamente: 3 métodos eficaces

Nutrición adecuada: la clave para un crecimiento perfecto

Si te preguntas cómo obtener enormes cogollos de tus plantas de cannabis, debes saber que para desarrollarse al máximo, al igual que muchas otras especies vegetales, la planta de marihuana necesita ser alimentada adecuadamente según su fase de crecimiento.

Aunque el sustrato que utilices sea de buena calidad, es importante complementar periódicamente la nutrición de las plantas de cannabis con abonos adecuados.

Durante la fase vegetativa (antes de la floración), las plantas de cannabis necesitan abonos N-P-K en una proporción 2-1-1 o incluso 3-1-1 para desarrollar todo su potencial.

Sin embargo, cuando empiezan a florecer, las proporciones de nitrógeno, fósforo y potasio (N-P-K) del abono deben cambiar para obtener unos brotes grandes y bonitos: hay que disminuir la cantidad de nitrógeno o el proceso de floración se ralentizará, mientras que hay que aumentar el fósforo y el potasio, que son perfectos para estimular el crecimiento de las flores.

Iluminación ideal

Cuando las plantas de cannabis se cultivan en interior, la dosis de luz también puede ajustarse para producir flores de calidad.

En la fase vegetativa, solemos dar a las plantas 18 horas de luz y 6 horas de oscuridad, mientras que en la fase de floración cambiamos a un ciclo de luz y oscuridad de 12 horas. Esta norma (aunque no es universal) se aplica a casi todas las variedades de cáñamo, aparte de las nacidas de semillas autoflorecientes.

En este caso, las plantas florecen por sí solas sin necesidad de variar los ciclos de luz.

Si has leído sobre cultivadores de cáñamo que aumentan el rendimiento durante la floración a 20 o incluso 24 horas de luz y te preguntas si este método funciona, la respuesta es que sí, pero sólo si eres capaz de evaluar la salud de las plantas.

Un exceso de luz podría quemar la parte apical de las plantas, dañando su crecimiento en lugar de aumentar su productividad.

Flores de cannabis

Temperatura y humedad: el secreto es la estabilidad

Uno de los secretos para el desarrollo exitoso de grandes flores de cannabis es cuidar la temperatura y la humedad de la habitación. Es especialmente importante evitar cambios bruscos en estos parámetros.

En primer lugar, es bueno mantener la temperatura entre 20 y 28°C durante el día y no menos de 15°C por la noche.

En cuanto a la humedad, lo ideal durante la fase vegetativa es el 50-70% y durante la fase de floración el 40-60%.

Estas condiciones no sólo son ideales para el desarrollo de los brotes, sino que también limitan la aparición de moho y podredumbre.

La poda de la planta: una forma de dirigir la energía a los brotes

La poda es uno de los trucos para favorecer el desarrollo de los cogollos de cannabis.

¿Por qué es útil la poda si quieres saber cómo conseguir cogollos enormes?

Eliminar las ramas más pequeñas de la planta, las inflorescencias menos desarrolladas y algunas de las hojas que dan sombra a los cogollos más grandes significa permitir que la planta canalice todo su alimento hacia las mejores flores.

Cuanto más alimento puedan recibir las yemas apicales, más crecerán y se volverán compactas.

Lee también: Cannabis en flor: cómo saber cuándo están maduras las flores

Conclusiones

El secreto de las flores de cannabis de calidad es no dejar nada al azar. Hay que cuidar la alimentación, la luz, el calor, la humedad y la poda y, por supuesto, hay que empezar con semillas de cannabis de calidad.

Hablando de semillas, si te gusta coleccionarlas, te invitamos a echar un vistazo a nuestra tienda online Sensoryseeds.es.

Elige entre las mejores genéticas (semillas feminizadas, semillas rápidas, etc.), pero recuerda: el cultivo de cannabis es ilegal en Europa.

Esperamos verte en nuestra tienda. Hasta pronto.