Cannabis en flor: cómo saber cuándo están maduras las flores

Consejos para saber cuándo están maduras las flores de cannabis

Estos son los consejos para saber si las flores de cannabis están maduras o no

Cuando las plantas de marihuana están floreciendo, puede ser complicado para los inexpertos saber si las flores están maduras, y por tanto listas para ser cosechadas, o no.

A menudo oímos hablar de tiempos estándar, pero ¿son fiables o es mejor referirse a la aparición de las flores de las plantas que tenemos delante?

En las próximas líneas, en Sensoryseeds hablaremos de cómo los cultivadores de cannabis experimentados se enfrentan a la floración del cannabis: ¿qué evalúan para determinar la madurez de los cogollos?

¿Cuáles son los criterios que los llevan a cosechar?

Aquí tienes todas las aclaraciones que buscas.

Cannabis en flor

Cannabis en flor y cosecha: consejos para evitar errores

Para los cultivadores de cannabis, el periodo de floración es muy importante: marca el final de un larguísimo viaje que, desde la plantación de las semillas de marihuana, ha requerido trabajo, cuidados y atención para las plantas.

Sin embargo, para que todo el esfuerzo valga la pena, es esencial identificar el momento exacto en que las flores maduran.

Dependiendo de cuándo se cosechen los cogollos de cannabis, se pueden obtener diferentes aromas, diferentes concentraciones de cannabinoides y, básicamente, productos de mayor o menor calidad.

¿Qué hay que tener en cuenta para no cometer errores?

Cada variedad de cannabis tiene diferentes tiempos de maduración; las plantas de semillas rápidas o autoflorecientes, por ejemplo, son bastante rápidas, mientras que las de otras variedades de semillas tienen tiempos de maduración mucho más largos.

Conocer la genética de las plantas es muy útil para planificar el momento de la cosecha, pero no es suficiente.

Dependiendo del lugar donde se cultiven las plantas, del tipo de cultivo utilizado y de muchos otros factores, el tiempo de maduración de las flores puede ser mayor o menor.

La única manera de no cometer errores es examinar la anatomía de la planta y las propias flores.

Descubramos cómo.

Lee también: Marihuana, horas de luz y oscuridad: los mejores ciclos

¿Flores de cannabis maduras? Presta atención a los indicadores botánicos

Para reconocer el nivel de madurez de la flor femenina del cáñamo, los cultivadores de cáñamo han aprendido a observar cuidadosamente las señales de la planta.

A medida que las flores alcanzan la madurez, tanto en ellas como en el resto de la planta, se observan una serie de cambios: examinémoslos uno por uno.

Tricomas

En la parte superior de las plantas de cannabis y en las pequeñas hojas que las rodean (hojas de azúcar) hay muchas glándulas pequeñas que parecen hongos: son los tricomas.

La finalidad de los tricomas es proteger a la planta de los insectos, los patógenos y el calor, pero no sólo eso, también son responsables de la producción de resina, la sustancia que impulsa a la mayoría de los cultivadores de cannabis a cultivar sus plantas.

Pero, ¿cómo pueden los tricomas ayudar a evaluar la madurez del cannabis en floración?

Con una lupa o, mejor aún, con un microscopio, es posible observar los cambios en los tricomas a medida que los cogollos maduran.

Al principio, cuando las flores son pequeñas, los tricomas son de un color muy claro, casi transparente. Sin embargo, con el paso del tiempo, se volverán opacas y lechosas (una indicación de la producción de cannabinoides).

Se puede considerar que las flores están maduras cuando más de la mitad de los tricomas se han vuelto opacos -en esta fase, en las genéticas sin luz, habrá altas concentraciones de THC- pero, para obtener cogollos con efectos más relajantes, también se puede esperar a que algunos adquieran un color ámbar.

Cálices

En la base de los cogollos de cannabis (con una función de soporte) se encuentra el cáliz, y en su interior están los órganos reproductores de la flor.

Los cálices son la parte de la flor en la que se produce la mayor parte de la resina, y éstos también sufren cambios a medida que maduran.

Para evaluar el desarrollo de las flores, los cultivadores de cannabis examinan los cálices de las flores, uno por uno, con una lupa: cuando aumentan de tamaño (para albergar las nuevas semillas de cannabis) significa que las flores ya están maduras.

Flor de cannabis

Pistilos

Los pistilos, también conocidos como estigmas, son los órganos reproductores de las flores femeninas del cáñamo y se encargan de atrapar el polen producido por las plantas masculinas. Como se ha mencionado anteriormente, los pistilos se encuentran en los cálices y también son utilizados por los cultivadores de cáñamo para examinar el nivel de madurez de las flores.

Cuando las flores son jóvenes, los pistilos son de color blanquecino, pero a medida que las flores maduran, el color de los pistilos cambia a naranja o marrón.

Se considera que las flores están maduras cuando alrededor del 70% de los pistilos se han oscurecido.

Hojas en forma de abanico

Para hacerse una idea de la madurez de las flores de cannabis, también puede ser muy útil examinar las hojas en forma de abanico de la planta.

Los cultivadores de cannabis se fijan especialmente en el color: si las hojas se vuelven amarillas, significa que la mayor parte de su nutrición va a parar a las flores, que ya han alcanzado la madurez.

Lee también: Grow box kit de marihuana: qué es y cuándo está realmente completo

Para concluir

Para evaluar el estado de madurez de las flores y obtener cosechas de calidad, los cultivadores de cáñamo han aprendido a examinar los mensajes de las plantas, y hemos explicado cómo en los párrafos anteriores.

Esperando que hayas disfrutado de este artículo informativo y recordando que cultivar cannabis en España está permitido con restricciones, te invitamos a visitar nuestra tienda Sensoryseeds, especializada en la venta de semillas de cannabis online.

Elige entre nuestra amplia gama de semillas de marihuana de calidad para completar tu colección.

¡Esperamos verte en Sensoryseeds.es!