Tetrahidrocannabivarina: qué es, cuál es su fórmula y qué efectos tiene.

Qué es la tetrahidrocannabivarina y sus efectos

Thcv: molécula prima del conocido thc. Semejanzas y diferencias.

El éxito reciente de los productos a base de cannabis, en países donde su producción y venta están permitidas por ley, sigue trayendo consigo importantes innovaciones.

¿El último? El descubrimiento de un nuevo principio activo contenido en la marihuana, la tetrahidrocannabivarina, que actualmente está en el centro de varios debates e investigaciones científicas.

La marihuana, a pesar de la estigmatización social que todavía suscita en la mayoría de las personas, parece hacer todo lo posible para conseguir finalmente la consideración que merece.

Y en este sentido, nos aporta un nuevo cannabinoide, con varias propiedades.

Si también quieres saber más sobre THCV, ¡sigue leyendo!

Lee también: Descarboxilar cannabis: qué significa y por qué es importante.

¿Qué es la tetrahidrocannabivarina?

Abreviada como THCV, esta molécula es uno de los muchos cannabinoides que contiene el cannabis. La similitud del nombre con el THC se debe a su estructura molecular. De hecho, los dos son sorprendentemente similares, incluso si los mecanismos con los que interactúan con el organismo no son muy similares.

Tratemos de entender mejor cómo.

Cuando tomamos marihuana, los cannabinoides presentes en ella activan algunos receptores en nuestro sistema endocannabinoide. Estos receptores, conocidos como CB1 y CB2, luego son estimulados por la interacción con el THC.

En el caso del THCV, en cambio, podemos decir que su interacción con los receptores depende de las cantidades ingeridas.

De hecho, a dosis bajas, la tetrahidrocannabivarina parece actuar como antagonista de CB1 y CB2, provocando una atenuación de los conocidos efectos psicoactivos del THC. En pocas palabras, inhibe el subidón que normalmente provoca el tetrahidrocannabinol. En este caso, podríamos asociar sus efectos a los del CBD.

Sin embargo, la situación cambia si se toma THCV en dosis altas. De hecho, en estas condiciones es capaz de manifestar sus propiedades psicotrópicas, generando un estado general de euforia y actuando como activador de CB1.

Podríamos decir en cierto sentido que esta molécula contiene las principales características de los dos principios activos del cannabis más estudiados hasta el momento: el THC y el CBD, eligiendo entonces a cuál de los dos parecerse en función de la dosis administrada.

Veamos ahora, si y cuáles son las diferencias entre el tetrahidrocannabinol y la tetrahidrocannabivarina.

Cannabis y cannabinoides

THC y THCV: ¿cuáles son las diferencias?

Como sugiere la proximidad del nombre, estas dos moléculas tienen mucho en común químicamente.

De hecho, sus moléculas son extremadamente similares si consideramos la estructura.

A pesar de esto, el THC y el THCV tienen varias diferencias en la forma en que interactúan con nuestro cuerpo. Veamos cuáles.

Como decíamos, por ejemplo, a dosis altas, el THCV es capaz de inducir los efectos del llamado subidón. La sensación de euforia y ligereza, sin embargo, parece ser ligeramente diferente a la inducida por el THC.

De hecho, la eficacia psicotrópica de la tetrahidrocannabivarina se manifiesta provocando un subidón intenso y estimulante, pero más lúcido y efímero que el inducido por el THC.

También parece que el THCV, a diferencia del THC, inhibe el apetito. Esto lo hace potencialmente muy útil para controlar la regulación del peso.

Entonces, ¿su ingesta puede tener efectos beneficiosos? ¿Cual?

Lee también: Papeles de liar de tornasol y cannabis: cómo usarlos para medir el pH del suelo.

THCV: efectos y beneficios.

Hablando de cannabis, esta no es la primera vez que evaluamos las posibles propiedades terapéuticas. Y de nuevo, las noticias parecen ser geniales.

De hecho, el THCV tampoco parece ser una excepción en este sentido.

Como habrás leído anteriormente, algunas investigaciones recientes parecen atribuir propiedades inhibidoras del apetito a esta molécula. Pero no solo.

De hecho, también parece tener propiedades antiinflamatorias, anticonvulsivas y ralentizadoras de los procesos previos a las enfermedades neurodegenerativas.

Pero, ¿cómo puede afectar el THCV a estos procesos?

A diferencia del THC, que induce la sensación de hambre, el THCV podría utilizarse en el futuro para promover la pérdida de peso, gracias a su acción inhibidora del apetito. Esto es consecuencia directa de la acción antagónica que puede ejercer esta molécula frente al receptor CB1 que, entre otras cosas, regula el apetito.

Esto convierte a la THCV en un aliado potencial para el tratamiento de algunos trastornos alimentarios. Además, según algunas investigaciones recientes, parece que su administración puede aumentar el gasto energético del organismo en ratones, provocando la consiguiente pérdida de peso.

Las propiedades potencialmente útiles de THCV no terminan ahí.

De hecho, parece que puede realizar una función anticonvulsiva. Por lo tanto, se supone que es particularmente eficaz en el tratamiento de trastornos, como la epilepsia.

Un primer estudio publicado en la revista Epilepsia, observó el desarrollo del cerebro de una rata que padecía una forma particular de epilepsia tras la administración de THCV, concluyendo que la molécula podría tener aplicaciones efectivas en el tratamiento de estados de hiperexcitación.

Estudios posteriores realizados en ratones demostraron que la administración de THCV también producía efectos notables sobre la hinchazón de las patas traseras, reduciendo el dolor y la inflamación.

Por último, cabe mencionar el efecto ralentizador de los procesos neurodegenerativos. Los investigadores observaron cómo la ingesta de THCV en animales con enfermedad de Parkinson provoca una ralentización de la progresión de la enfermedad y una mejoría de los síntomas.

Esto sería nuevamente atribuible a la capacidad de la molécula para activar los receptores CB2, bloqueando simultáneamente CB1. También tiene una marcada acción antioxidante.

No solo descubrimientos, por lo tanto, aunque por el momento los estudios en sujetos humanos para determinar la tolerabilidad y seguridad de THCV todavía están en curso.

Efectos y beneficios del THCV

Entonces, en conclusión, ¿cuáles son los efectos de THCV?

El último descubrimiento de la gran familia de cannabinoides, la tetrahidrocannabivarina, parece tener aspectos y efectos comunes, tanto con respecto al THC como al CBD.

Sin embargo, su interacción con el cuerpo está determinada por la dosis tomada.

De hecho, a dosis bajas, parece compartir la capacidad de inhibir los receptores CB1 y CB2 con el CBD, contrarrestando también los efectos psicotrópicos del THC.

Sin embargo, al aumentar las dosis, THCV parece enfatizar aún más la eficacia dopante del THC, al tiempo que ofrece un subidón más lúcido e intenso, aunque con efectos menos duraderos.

Según los últimos estudios, por el momento realizados en ratas, parecería tener un importante potencial terapéutico, en el tratamiento de diversos problemas, como trastornos de la alimentación, epilepsia y enfermedades neurodegenerativas, como el Parkinson por ejemplo.

Aunque los estudios actualmente en curso aún no han determinado los niveles de seguridad y tolerabilidad en humanos, la familia de cannabinoides una vez más ofrece importantes ideas de investigación.

Dicho esto, si eres un entusiasta de la marihuana y te encanta recolectar sus semillas, te invitamos a visitar nuestra tienda Sensoryseeds.