Hongos de cannabis: qué son y cómo prevenirlas

¿Qué son los hongos de cannabis y cómo evitarlos?

Aprende más sobre los hongos perjudiciales para el cáñamo: descubre cuáles son los más peligrosos y cómo los cultivadores de cannabis experimentados tratan de evitarlos.

Los hongos son microorganismos silenciosos y peligrosos que, cuando se dan las condiciones adecuadas para su propagación, pueden dañar toda una plantación de cannabis en poco tiempo.

Los cultivadores de cannabis saben que desde el momento en que se plantan las semillas de marihuana hasta que las plantas están en flor, es muy importante mantenerse alejado de ellas tratando de prevenir su aparición.

.

Pero, ¿cuáles son los hongos más peligrosos para las plantas de cáñamo?

¿Y cómo se pueden prevenir?

Esto es todo lo que debes saber sobre los hongos del cannabis.

Plantación de cannabis sin hongos

Hongos de cannabis: cuándo aparecen y cómo prevenirlas

Como todos los hongos, los que infestan las plantaciones de cáñamo adoran los ambientes húmedos, cálidos y poco ventilados.

El primer paso para evitar su aparición es diseñar un buen plan de prevención. ¿Cómo?

Los productores de cáñamo que cultivan en interiores tienen muchas más posibilidades de protegerse contra los hongos.

Una buena estrategia es desinfectar todos los utensilios, objetos y superficies que vayan a entrar en contacto con las plantas, ya desde la fase de germinación de las semillas de cannabis.

Durante la fase vegetativa y de floración también es importante mantener toda la zona de cultivo perfectamente ordenada y limpia. Asegúrese de eliminar cualquier resto orgánico y limpie las superficies con una solución de agua y lejía o un fungicida. También sería preferible entrar en la sala de cultivo con ropa limpia (para evitar transportar esporas de hongos del exterior).

Además de todo esto, es fundamental controlar los niveles de humedad, asegurarse de que el sistema de ventilación proporciona el aire adecuado en toda la habitación y, por supuesto, tener cuidado con el exceso de riego.

Si cultivas cáñamo al aire libre, no puedes controlar la temperatura ni los niveles de humedad (en parte porque las plantas están expuestas a la lluvia), pero puedes mantener la zona de cultivo limpia y ordenada.

Incluso en los cultivos al aire libre es fundamental eliminar rápidamente los restos orgánicos de las plantas que se depositan periódicamente en el suelo, para evitar que se conviertan en un caldo de cultivo de gérmenes, bacterias y esporas de hongos.

Al plantar todos los ejemplares de cáñamo también es importante tener cuidado de dejar suficiente espacio para que crezcan y pueda circular suficiente aire entre cada planta. Y, de nuevo, no hay que descuidar la limpieza del equipo.

Por último, los fungicidas pueden utilizarse con fines preventivos tanto en plantaciones de interior como de exterior. Existen varios tipos en el mercado, químicos, orgánicos y biológicos (propóleo, macerado de ortiga, etc.).

Lee también: Planta madre de cannabis: qué es, ventajas y selección

¿Qué hongos son los más perjudiciales para el cáñamo?

Una vez aclarado cómo prevenir la aparición de hongos, probablemente quieras saber cuáles son los más amenazantes para los cultivos de cannabis. En realidad hay muchos: hay Pythium, Rust, Fusarium, etc.

Sin embargo, en las próximas líneas queremos contarte más sobre las tres más comunes.

Comencemos.

Oídio

El oídio es un hongo conocido por la mayoría de los agricultores, no sólo por los cultivadores de cannabis.

Tiene el aspecto de un polvo blanco que se extiende en la parte superior e inferior de las hojas y, a veces, en el tallo de la planta. Se da sobre todo en los cultivos al aire libre, donde mantener a raya los niveles de humedad es más complicado.

Es importante combatir el oídio en el cáñamo en cuanto se detecta: tanto porque se propaga muy fácilmente como porque es importante que no llegue a las membranas celulares de la planta. Para combatirlo, es necesario utilizar potentes fungicidas y cortar las partes de la planta ya afectadas.

Botrytis

El hongo botrytis aparece principalmente en las plantas de cáñamo que ya han sido atacadas por las orugas.

Las orugas crean agujeros en los brotes, donde se depositan sus excrementos y mucha humedad. Estos factores favorecen el desarrollo del hongo y hacen que las yemas empiecen a pudrirse desde el interior, volviéndose marrones.

Por desgracia, cuando se trata de la botritis del cáñamo, hay pocos remedios.

Este hongo se propaga muy rápidamente, y cuando te das cuenta de su presencia suele ser demasiado tarde, por lo que acabas teniendo que tirar la mayor parte de tu cosecha.

Si te das cuenta de su presencia, es aconsejable retirar las ramas afectadas inmediatamente, para que las esporas de esta plaga no puedan llegar a las plantas de alrededor. Los fungicidas, en cambio, no siempre son eficaces.

La mejor táctica sigue siendo la prevención, pero además de regular la temperatura y la humedad (siempre que sea posible), también es importante desalentar la invasión de orugas, que allanan el camino a este hongo.

Hoja de cáñamo dañada por hongos

Mildiu

El mildiu también es muy común en las plantaciones de cannabis. Este hongo se propaga muy rápidamente y se manifiesta con la aparición de manchas marrones y amarillentas, principalmente en las hojas jóvenes. A medida que se propaga, tiende a poner las plantas verdes y a dejar caer sus hojas hasta que la planta muere.

El mildiu suele proliferar cuando la humedad ambiental supera el 50%, por lo que es importante controlar los parámetros ambientales con deshumidificadores y ventiladores (en el interior, por supuesto) para evitar su aparición.

En cambio, en los cultivos de exterior es aconsejable utilizar tanto fungicidas sistémicos como de contacto.

Lee también: Agricultura vertical: características, ventajas e inconvenientes

Para concluir

Como hemos visto en este artículo, los hongos pueden suponer una grave amenaza para las plantaciones de cannabis. Son enemigos invisibles que, tras su repentina aparición, suelen extenderse a la velocidad de la luz, comprometiendo cultivos enteros.

La clave para combatirlos es siempre la “prevención”, pero desgraciadamente esto no suele ser suficiente.

Después de esta información detallada, recordando que el cultivo del cáñamo no es legal en Europa, aprovechamos para invitarte a visitar nuestra tienda Sensoryseeds.es.

En nuestra tienda, especializada en la venta de semillas de cannabis online, encontrarás una amplia gama de productos para coleccionar.

Elije los que prefieras y recíbelos en la comodidad de un paquete anónimo en casa. ¡Te esperamos!