Cosecha de autoflorecientes: ¿los pistilos dan la señal?

Las pistas de los pistilos en la cosecha de autoflorecientes

Descubramos juntos qué señales pueden dar los estigmas en el momento de la cosecha y hasta qué punto son fiables en las plantas autoflorecientes

Las plantas de cáñamo cultivadas a partir de semillas autoflorecientes son especiales porque empiezan a florecer después de unos 60-70 días, independientemente de los ciclos de luz y oscuridad a los que hayan sido expuestas.

Sin embargo, a medida que las flores se desarrollan, a algunos cultivadores de cáñamo les resulta difícil saber cuándo es el momento de cosechar.

¿Podemos confiar en el aspecto de los pistilos (o estigmas)?

¿O es mejor hacer otras consideraciones?

Aquí está todo lo que necesitas saber sobre la cosecha de plantas autoflorecientes y pistilos.

Pistilos en una planta autofloreciente

Los pistilos de las variedades autoflorecientes: ¿indican realmente el momento de la cosecha?

En los últimos años, las variedades de cannabis autoflorecientes (como las plantas enanas autoflorecientes) se han hecho muy populares entre los cultivadores de interior y de exterior. El motivo es que son plantas que se adaptan a zonas menos soleadas y más frías y tienen un crecimiento predecible.

Tras la germinación y una corta fase vegetativa, la formación de cogollos compactos y ricos en resina no tardará en llegar y el momento de la cosecha no tardará en llegar.

Pero ¿cómo puedes estar seguro de cuándo es el momento de cosechar, teniendo en cuenta que en las variedades autoflorecientes los pistilos pasan de blanco a naranja en sólo unos días, no en unas semanas?

En los ejemplares de cáñamo fotoperiódico, los pistilos pueden decir mucho sobre la planta, pero ¿es esto también cierto para el cáñamo autofloreciente?

Empecemos por aclarar que los pistilos (o estigmas) son los órganos reproductores femeninos de las plantas de cannabis; tienen forma de pelo y son visibles a simple vista.

En general, en el mundo del cultivo del cannabis, se suele considerar que cuando la mayoría de los estigmas de una planta están oscuros, se pueden cosechar los cogollos.

Sin embargo, puede ocurrir que al final de la floración los pistilos sigan siendo completamente blancos. ¿Por qué?

¿Por qué a veces los pistilos no se vuelven marrones?

¿O por qué, por el contrario, la maduración temprana se produce en otros momentos?

Lee también: Cannabis: cómo obtener cogollos densos y compactos

Los pistilos blancos al final de la floración podrían ser característicos de una determinada genética de cáñamo. Antes de alarmarse, los cultivadores de cannabis deben informarse a fondo sobre las peculiaridades de las plantas con las que tratan.

En otros casos, sin embargo, se siguen formando nuevos estigmas -incluso cuando la planta se encuentra en una fase avanzada de floración- debido a la exposición a altas temperaturas, que causan estrés a la planta. Por lo tanto, para evitar anomalías, es importante que los canapicultores se aseguren de que la temperatura del entorno se mantenga constante.

Como puedes ver, con las autoflorecientes el método de comprobación de los pistilos no es muy preciso. A veces, incluso cuando la mitad de los pistilos están oscuros, pueden pasar días y días antes de que los cogollos estén completamente listos para la cosecha.

Por ello, es ideal examinar también los tricomas y las hojas.

Cannabis y estigmas

Tricomas y hojas: los signos de la madurez

Los tricomas son pequeñas glándulas con forma de hongo que producen cannabinoides y terpenos.

Al igual que los pistilos, los tricomas también pueden ser de diferentes colores (claros, turbios, ámbar…) dependiendo del estado de maduración, pero necesitarás una lupa o una cámara de calidad para verlos.

El color de los tricomas es útil para conocer tanto el grado de madurez de los cogollos como el efecto de sus cannabinoides. En particular, los tricomas de color claro se asocian con un efecto hight y los tricomas de color ámbar con un efecto sedante.

Sin embargo, los patrones de crecimiento y maduración cambian para las cepas autoflorecientes, por lo que es aconsejable cosechar cuando los tricomas están obscuros.

Otro signo al que hay que prestar atención para evaluar la madurez en la fase de floración es el amarilleo de las hojas.

Cuando las hojas de las plantas autoflorecientes se vuelven amarillas, significa que un ciclo de vida ha terminado. Esta es una señal segura, incluso para determinadas plantas autoflorecientes.

Combinando esta y otras pistas, saber cuándo cosechar las flores de cáñamo no será complicado.

Lee también: Plantas de cannabis pequeñas: cómo adaptarse para ahorrar espacio

Para concluir

Como hemos aclarado en este artículo, los pistilos pueden dar algunas pistas sobre el momento ideal para la cosecha, pero no son precisos.

En general, no hay una medida perfectamente exacta para saber si una planta está lo suficientemente madura o no, pero considerar la coloración de las hojas y los tricomas definitivamente ayuda.

Después de esta breve discusión, si eres un entusiasta del cannabis y te gusta coleccionar semillas de las mejores genéticas, te invitamos a visitar nuestra tienda online Sensoryseeds.es.

Explore las secciones de semillas feminizadas, autoflorecientes y rápidas y seguro que encontrarás lo que buscas.

Esperamos verte en nuestra tienda electrónica. Hasta pronto.