Cómo aumentar el rendimiento de las autoflorecientes en poco tiempo: una breve guía

Guía para aumentar el rendimiento de las autoflorecientes

Consejos y trucos para maximizar el rendimiento de las plantas autoflorecientes

Si eres un fanático de todo lo relacionado con el cáñamo, probablemente hayas oído hablar de las semillas autoflorecientes, los productos que han revolucionado el mundo del cannabis.

Pero probablemente no sabías que, para rendir al máximo, estas variedades necesitan unos cuidados ligeramente diferentes a los de los ejemplares silvestres, ¿verdad?

Si tienes curiosidad al respecto y quieres saber más sobre las autoflorecientes y su cultivo, este artículo te dará toda la información que buscas.

Invernadero con plántulas autoflorecientes

¿Qué son las plantas autoflorecientes y cuáles son sus ventajas?

En la naturaleza, la planta de cáñamo florece sobre una base fotoperiódica, es decir, florece según el ciclo de luz solar: durante la primavera pasa por su fase vegetativa, durante la cual se desarrolla, estimulada por el aumento de la duración del día. Sin embargo, después del solsticio de junio, el alargamiento de las noches hace que la planta deje de crecer y, entre el final del verano y el comienzo del otoño, produce las inflorescencias.

Para anticiparse a la cosecha, la mayoría de los cultivadores de interior ponen sus plantas fotoperiódicas en un estricto horario de iluminación 12/12, ajustando sus lámparas para que proporcionen 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad. Al hacerlo, reproducen el ciclo día/noche típico del final del verano, estimulando la floración temprana del cáñamo.

A principios de la década de 2000 se lanzaron al mercado las primeras semillas autoflorecientes, seleccionadas para producir plantas que pudieran crecer independientemente de la luz solar y desarrollar inflorescencias en pocas semanas.

La llegada de estos productos ha sido aclamada como una revolución, y gracias a estas innovadoras semillas de cannabis, los cultivadores pueden lograr rendimientos más que respetables en una fracción del tiempo necesario para cosechar variedades fotoperiódicas.

5 consejos para maximizar el rendimiento de las plantas autoflorecientes

Aunque estas plantas florecen “automáticamente“, esto no significa que sea prudente cultivarlas sin tomar las debidas precauciones, ya que su rendimiento puede variar considerablemente en función de los cuidados que tenga el cultivador durante su crecimiento.

Si tienes curiosidad por saber cómo puedes maximizar el rendimiento de los ejemplares cultivados a partir de semillas autoflorecientes, aquí tienes 5 consejos prácticos que te ayudarán a obtener los mejores resultados.

Planifica cuidadosamente todo lo que necesitas para que crezcan al máximo

El rápido ritmo de crecimiento de las plantas autoflorecientes ofrece poco tiempo para pensar en cómo cultivarlas. Por esta razón, tiene sentido planificar todos los detalles por adelantado:

  • ¿En qué tipo de sustrato se cultivarán las plantas? ¿Suelo, lana de roca o quizás hidroponía?
  • ¿Qué nutrientes se utilizarán?
  • ¿Ya se han instalado las luces y la ventilación?
  • ¿Es la variedad de semilla autofloreciente seleccionada la ideal para el objetivo deseado?

Estos son sólo algunos de los elementos que marcan la diferencia entre un resultado óptimo y una mala cosecha. Nunca empieces a cultivar una planta autofloreciente antes de haber resuelto cualquier duda sobre el proceso: una vez que las semillas de marihuana entran en contacto con el agua, el reloj empieza a correr y no hay tiempo para hacer ningún cambio en el plan.

Lee también: Semillas autoflorecientes de exterior.

No las transfieras

Cada vez que se traslada una planta de cáñamo de un contenedor a otro, necesita un tiempo para superar el choque del traslado y comenzar a crecer de nuevo. Con las variedades autoflorecientes, no puedes permitirte el lujo de perder unos días preciosos esperando a que el espécimen empiece a crecer de nuevo: ¡tu cosecha podría verse irremediablemente comprometida!

Si no hay forma de evitar el trasplante, es esencial asegurarse de no cambiar el sustrato entre contenedores para limitar el riesgo de imprevistos.

No exageres con los nutrientes

A veces, los principiantes sobrealimentan sus plantas con nutrientes y corren el riesgo de lo que se conoce como “quema de abono“.

Este problema ocurre muy a menudo cuando se cultivan variedades autoflorecientes, porque los cultivadores tienden a olvidar que estas variedades tienen raíces más pequeñas que las variedades fotoperiódicas y, por lo tanto, necesitan menos nutrientes de los que normalmente necesitan.

Por este motivo, es aconsejable ser muy cuidadoso con la dosificación de los fertilizantes y proceder paso a paso, empezando con concentraciones bajas y comprobando cómo responde la plántula cada vez.

Vigilar el pH

El pH es uno de los factores más importantes que influyen en el rendimiento de las plantas de cáñamo. Su valor determina la capacidad del ejemplar para absorber los nutrientes necesarios para su crecimiento y producción de inflorescencias.

Para las plantas autoflorecientes cultivadas en tierra, el nivel ideal de pH está entre 6 y 7; para los ejemplares cultivados en otros sustratos o en hidroponía, debe mantenerse un valor de pH entre 5,5 y 6,5.

Plántulas que crecen bajo luz artificial

No descuides la luz

Aunque las plantas autoflorecientes crecen independientemente del ciclo solar, se desarrollan mejor cuando reciben un elevado número de horas de luz.

Hay cultivadores de interior que programan sus lámparas para que permanezcan encendidas las 24 horas del día, pero hay que tener en cuenta que cualquier planta necesita un descanso para rendir al máximo.

Para aumentar al máximo el rendimiento de las variedades autoflorecientes cultivadas en interior, lo mejor es ajustar el ciclo de luz/oscuridad artificial a 18/6. Sin embargo, para las variedades de exterior, basta con 12 horas al sol para garantizar unos resultados óptimos.

Lee también: Semillas de marihuana, cómo elegirlas

En conclusión

Hemos explicado qué son las semillas autoflorecientes, qué ventajas tienen sobre las variedades fotoperiódicas y qué pasos hay que dar para maximizar el rendimiento de las plantas de cáñamo.

Nuestro artículo ha sido redactado con fines puramente informativos, y aprovechamos para recordar al lector que el cultivo de cannabis no es en absoluto legal en España.

Si te apasiona el cultivo del cáñamo, te invitamos a que eches un vistazo a SensorySeeds: en nuestro growshop online encontrarás muchas variedades de semillas autoflorecientes, semillas feminizadas y muchos otros productos ideales para los que les gusta coleccionar las mejores genéticas.