Cómo almacenar semillas de cannabis conservando sus propiedades

Cómo almacenar semillas de cannabis conservando sus propiedades

ASÍ ES CÓMO SE GUARDAN LAS SEMILLAS DE MARIHUANA POR LARGOS PERIODOS.

Las semillas de marihuana tienen su costo, por lo que mantenerlas saludables es imperativo para evitar desperdiciar dinero innecesariamente.

Saber cómo almacenar las semillas de cannabis es, por lo tanto, una información excelente, beneficiosa para todos los coleccionistas.

Durante este estudio en profundidad podrás leer cuál es el almacenamiento ideal para estos productos, qué agentes externos pueden dañarlos y cómo cuidar tus semillas de una forma sencilla pero eficaz.

¿Estás listo? Ponte cómodo y continúa con el siguiente párrafo.

calor y rayos UV

Los principales factores que inciden en el buen almacenamiento de las semillas de marihuana

Almacenar semillas de cannabis es realmente muy sencillo si conoces los agentes externos que pueden comprometer su salud. De hecho, una vez que conozcas estos factores, podrás tomar las precauciones necesarias al respecto.

Esto es lo que puede afectar la salud de tus semillas de cáñamo:

  • humedad
  • calor excesivo y rayos ultravioletas
  • cambios de temperatura

Por no hablar de los insectos y roedores que aman estas sabrosas semillas.

¡Pasa a los siguientes párrafos para entender cómo moverte para preservar mejor tus BSF Seeds!

Guardar las semillas de cannabis lejos de la humedad.

Las semillas autoflorecientes, semillas feminizadas y rápidas, pero también las variedades normales, deben protegerse de la humedad.

Si compras semillas de marihuana online en SensorySeeds, estás seguro de que los productos son de buena calidad, pero no conservarán sus características al exponerse a factores externos como, por ejemplo, una excesiva humedad.

Por ello te aconsejamos mantenerlas bien cerradas en un recipiente hermético o, mejor aún, dentro de su cápsula original. De hecho, las semillas de marihuana BSF están encerradas en una cápsula al vacío que las protege de la humedad y, en consecuencia, también del moho y los insectos.

Pero, ¿cuál es la razón de este método?

Las semillas pueden parecer sin vida, pero en realidad son organismos listos para germinar. Si una semilla de cannabis se expone a la humedad, puede iniciar el proceso de germinación o enmohecerse.

La germinación, si ocurre durante condiciones desfavorables (por ejemplo, cuando las semillas están cerradas en un cajón), lleva las semillas a la muerte. Recuerda también que la germinación de semillas de cannabis está prohibida en muchas partes del mundo y en muchos otros países.

Pasemos ahora al segundo factor desfavorable para las semillas de cáñamo, que es el calor excesivo proporcionado principalmente por los rayos UV.

Lee también: ¿Cuánto duran las semillas de cannabis sin perder sus propiedades?

Protege tus semillas de cannabis de excesivo calor y la rayos solares

Las semillas de marihuana son muy delicadas y el calor excesivo puede literalmente noquearlas. Por eso te aconsejamos que no las dejes al sol o en una habitación demasiado calurosa.

Protégelas tanto de la luz solar como de la luz artificial, porque esta podría hacer que las semillas germinen y las arruinen (si no están en un lugar adecuado para su germinación …

¡Pero te recordamos que, en muchos países no es posible!).

La mejor forma de almacenar estos productos es hacerlo a temperatura ambiente. En cambio, almacenar semillas en el refrigerador podría ser muy arriesgado; aunque las guardes en un recipiente hermético, cuando sacas las semillas de la nevera podrían perecer debido a cambios bruscos de temperatura.

Y por cierto …

Semillas de cannabis

Ten cuidado con los cambios bruscos de temperatura: las semillas de cáñamo pueden verse afectadas

Si mueves las semillas de una habitación fría a una habitación con temperaturas muy altas (y viceversa), las semillas podrían dañarse por los cambios bruscos de temperatura.

Por esta razón, el frigorífico y el congelador son lugares de almacenamiento decididamente peligrosos para las semillas.

Ahora faltan solo los dos últimos elementos que pueden dañar (de hecho, en este caso comer) estos productos. Hablamos de insectos y roedores.

Roedores e insectos: enemigos acérrimos de tus semillas de cannabis.

Algunos insectos, en particular los que pueden guarnecer las despensas, son enemigos acérrimos de las malas semillas de cannabis.

Asimismo, los ratones y otros roedores también se sienten muy atraídos por estas semillas tan sabrosas y ricas en nutrientes. Si no almacenas las semillas correctamente, los ratones podrían olerlas desde lejos y asomarse en cualquier momento en tu casa o en tu cantina.

La desastrosa acción de insectos y ratones es una de las principales razones por las que te recomendamos que guardes las semillas en un frasco u otro recipiente hermético, de metal o vidrio.

Lee también: ¿Colección de las semillas de cannabis más caras? Estas son las imprescindibles

¿Cuánto tiempo se pueden almacenar las semillas de marihuana?

Si te importa almacenar semillas de cáñamo en condiciones ideales, estos productos pueden durar hasta 10 años.

Sin embargo, es importante que puedas respetar cada recomendación nuestra, osear:

  • usar recipientes herméticos de vidrio o metal
  • tener las semillas alejadas de la luz y la humedad.
  • evitar cambios bruscos de temperatura
  • prestar mucha atención a los insectos, ratones y otros animales

Si sigues estas pautas meticulosamente, verás que tus semillas coleccionables permanecerán intactas durante muchísimos años.

¿Quieres comprar las mejores semillas de BSF? ¡Visita nuestra tienda online de semillas de cannabis Sensory Seed ahora!