Cómo abrir un club social de cannabis en Italia: ¿se puede hacer realmente?

club social de cannabis en italia como abrir uno

Club social de cannabis: ¿se puede abrir también en italia? Así es como están las cosas

Si has decidido abrir este artículo, significa que tú también formas parte de ese grupo de curiosos que quieren saber si realmente es posible abrir un club social de cannabis también en Italia.

Pero, ¿es realmente así?

Hemos decidido arrojar algo de luz: en este artículo veremos cuáles son las ventajas de un CSC y si es realmente posible iniciar esta actividad también en Italia.

club social del cannabis Italia

Empecemos por el principio: ¿qué es un club social de cannabis?

Los clubes sociales de cannabis se crearon para proteger los derechos de los consumidores y productores de cannabis y para ayudar a establecer políticas de cannabis que beneficien a toda la sociedad.

Por lo general, están formadas por miembros, es decir, ciudadanos adultos que organizan el cultivo de una cantidad limitada de cannabis para satisfacer sus necesidades personales. De este modo, se establece un circuito cerrado entre productores y consumidores, en el que se cumplen ciertos requisitos de salud, seguridad, transparencia y responsabilidad.

La forma concreta y el modo de funcionamiento de un club social de cannabis dependen de las normas legales, políticas y culturales del país en el que se establece.

Sin embargo, hay algunos principios y actitudes básicos a los que se adhieren todas las organizaciones y que las distinguen de otros tipos de iniciativas.

1. La oferta sigue a la demanda, no al revés

La capacidad de producción de un CSC se basa en el nivel de consumo previsto de sus miembros. La oferta se organiza para satisfacer la demanda de los afiliados, y no al revés.

2. Sin ánimo de lucro

Los clubes sociales de cannabis son asociaciones sin ánimo de lucro. Los beneficios financieros que pueda obtener la asociación y que se deriven de sus actividades económicas se utilizan para promover los objetivos de la asociación, y no se distribuyen entre los miembros.

3. Transparencia

Los clubes sociales de cannabis son asociaciones legalmente registradas.

Su organización interna es democrática y participativa; el órgano de decisión es la Asamblea General Anual, en la que todos los miembros están invitados a participar, y donde cada miembro tiene un voto.

En la asamblea general se debe presentar y aprobar un informe narrativo y financiero de las actividades de la asociación en el año anterior, así como un plan para el año siguiente.

Los CSA mantienen un registro de sus actividades, al que pueden acceder fácilmente los miembros, otros CSA o las autoridades.

Esto incluye:

  • la información financiera;
  • el registro (anónimo) de los miembros y su consumo;
  • el registro (anónimo) de la producción.

El objetivo de las CSC es generar empleo legal y producir bienes y servicios de forma gravable.

4. Orientación a la salud pública

Los clubes sociales de cannabis sólo utilizan métodos de cultivo que cumplen las normas de la agricultura ecológica, desarrollan una política eficaz para prevenir el consumo problemático de cannabis y promueven un uso seguro y responsable.

Esto incluye proporcionar a los miembros información objetiva sobre el cannabis: se realizan investigaciones sobre los aspectos sanitarios del cannabis y, una vez que se obtienen resultados tangibles, se informa a los miembros.

5. Abierto al diálogo con las autoridades

Los clubes sociales de cannabis están dispuestos a entablar un diálogo abierto y transparente con las autoridades.

Lee también: ¿A qué huele la marihuana? Todo lo que necesitas saber

Club social de cannabis: las ventajas de pertenecer a un país autorizado

Las ventajas de pertenecer a un club social de cannabis son muchas, pero la más importante tiene que ver con la seguridad: de hecho, esta iniciativa desalienta el consumo de cannabis obtenido ilegalmente.

Los socios del club conocen la calidad del cannabis que consumen porque se analiza antes de suministrarlo. Además, el cultivo es realizado y supervisado por los propios socios.

Pero eso no es todo.

Los clubes sociales de cannabis ofrecen a sus miembros protección legal y asesoramiento, que es proporcionado por profesionales con experiencia en delitos contra la salud pública.

También disponen de espacios privados donde pueden consumir con seguridad, evitando la exposición en lugares públicos.

En este sentido, las juntas directivas de los clubes sociales de cannabis celebran una reunión anual para informar por escrito de sus actividades y gastos en un registro para que sus miembros o las autoridades puedan controlarlas.

Además, los clubes garantizan

  1. privacidad, ya que los datos de producción y registro se mantienen anónimos;
  2. la salud de los ciudadanos, ya que proporcionan orientación sobre el consumo de cannabis para prevenir la aparición de problemas.

En resumen, lo más importante para los clubes es el uso responsable y seguro del cannabis, por lo que, como decíamos al principio de este artículo, siempre han iniciado y promovido un diálogo productivo con las autoridades.

club social de cannabis en Italia

Vayamos al grano: ¿son legales los clubes sociales de cannabis en Italia?

Aunque hasta hace poco no era posible abrir un club social de cannabis en Italia, la situación parece haber cambiado.

El 9 de octubre se inauguró el primer club en Milán: The Hemp Club.

El primer club social de cannabis en Italia lleva el nombre de Marco Pannella, un político y activista que siempre ha estado a favor de la legalización del cannabis también en el Bel Paese.

¿Pero cómo funciona?

Los miembros del club pueden, con una prescripción médica, solicitar el uso de cannabis con fines terapéuticos y consumirlo directamente dentro de la estructura.

En cuanto al cultivo de las plantas, el club ha contratado a un abogado que notifica a las autoridades todo lo que ocurre dentro del edificio.

Lee también: Cannabis FM2: lo que debes saber sobre esta variedad de marihuana medicinal

Conclusiones

En este artículo hemos visto qué es un club social de cannabis y cuáles son sus ventajas. Con el objetivo de proteger a los usuarios, los CSC son espacios en los que se puede consumir marihuana cultivada legalmente y sin riesgos para la salud.