Aceite de cáñamo para la piel: ¿hay algún beneficio para el cuidado facial?

Los beneficios del aceite de cáñamo para la piel

Las propiedades del aceite de cáñamo son útiles para el tratamiento de la piel

El aceite de cáñamo es un producto cada vez más utilizado en cosméticos y las personas que están empezando a interesarse en sus propiedades beneficiosas están en constante aumento. A menudo combinado con el tratamiento del cabello y el cuero cabelludo, el aceite de cáñamo también es particularmente efectivo en el cuidado de la piel gracias a su composición y propiedades.

En las siguientes líneas descubrirás dónde se encuentra el aceite de cáñamo, cuáles son sus propiedades beneficiosas para la piel y cómo puede usarlo.

Beneficios del aceite de cáñamo

Qué es el aceite de cáñamo y cuáles son sus beneficios para la piel

Antes de contarte las razones por las que este producto es bueno para la epidermis (especialmente la de la cara) es recomendable que sepas de qué parte de la planta de cáñamo se obtiene.

El aceite de cáñamo se obtiene mediante un proceso de prensado en frío de semillas de cannabis; por si aún no lo sabes, las semillas de esta planta son comestibles y se pueden comercializar ya que -a diferencia de las inflorescencias- no contienen THC (el principio activo responsable de los efectos psicoactivos). La ausencia de esta sustancia estupefaciente coincide con la presencia de muchos otros componentes que, por una razón u otra, resultan ser muy útiles en los tratamientos de la piel.

Entre las sustancias presentes en las semillas de marihuana se encuentran los ácidos grasos omega 3 y omega 6, entre los que destaca el ácido gamma linolénico. Este ácido es particularmente eficaz en el tratamiento de la irritación de la piel debido a sus propiedades antiinflamatorias. Además, su acción combinada con la de otro ácido (ácido oleico) y vitamina F ayuda a prevenir el envejecimiento cutáneo.

Otra sustancia presente en porcentajes bastante altos en el aceite de cannabis es la vitamina E: esta vitamina promueve la correcta oxigenación de la piel manteniéndola fuerte y saludable. Además, gracias a su composición, este aceite tiene notables propiedades hidratantes para todo tipo de pieles (secas, grasas o mixtas) y tiene una característica muy importante: no obstruye los poros. Como pronto descubrirás, la combinación de estas características hace que el aceite de cáñamo sea un producto casi milagroso para la piel de la cara.

Así que veamos cuáles son las ventajas de su uso.

Lee también: La historia de cómo el 420 se convirtió en el número del cannabis

¿Arrugas, manchas, piel seca y grasa? El aceite de cáñamo puede ser un remedio

La piel de la cara está sometida a un estrés considerable durante el día; por esta razón es importante labrarse unos minutos para regenerarlo y mantenerlo saludable. La aplicación de aceite de cáñamo es una solución muy válida y, a diferencia de muchos productos cosméticos, es eficaz tanto con fines de prevención como como remedio para algunas afecciones.

Por ejemplo, este producto se puede utilizar para calmar la piel de la cara en presencia de irritación, enrojecimiento e inflamación. El aceite de cannabis también tiene una acción antibacteriana y antifúngica, por lo que se puede utilizar para tratar el acné, las espinillas y el eccema. No solo eso: estas condiciones, que nunca son bienvenidas, incluso se pueden prevenir con el uso regular de aceite de cannabis.

Aplicarlo en la cara por la noche, antes de irse a dormir, de hecho, no solo te permite proporcionar a la piel una excelente hidratación, sino también nutrirla. Gracias a sus múltiples propiedades (incluidas las antioxidantes) este extracto de semilla de marihuana mejora la salud de la epidermis al prevenir incluso los signos más clásicos del envejecimiento, como arrugas y manchas.

Y ahora veamos cuáles son las diferentes formas de aplicar aceite de cáñamo en la piel de la cara.

Dónde encontrar aceite de cáñamo

Cómo usar el aceite de cáñamo

Dependiendo del caso, el aceite de cáñamo se puede utilizar tanto puro como diluido. Para el tratamiento de irritaciones localizadas o erupciones causadas por la obstrucción de los poros, es suficiente dosificar unas gotas en el punto afectado y masajear suavemente hasta lograr una buena absorción; alternativamente, puede cubrir el área tratada con un paño transpirable o una gasa y dejar que el producto actúe durante la noche.

Incluso en ausencia de condiciones especiales, el aceite de cáñamo se puede utilizar todos los días para hidratar y nutrir la piel de la cara y, si es necesario, también como un desmaquillante natural. Para su aplicación se puede utilizar tanto un paño como las manos. Si ya estás usando un producto como una crema hidratante y quieres complementarlo con aceite de cáñamo para obtener resultados aún mejores puedes crear una mezcla: de esta manera el aceite será absorbido más rápido por la piel.

Otra forma muy efectiva de usar aceite de cáñamo en la piel de la cara es la vaporización. Para adoptar este método, por supuesto, lleva algún tiempo porque después de aplicar el producto sobre la piel es necesario colocar un paño húmedo tibio en el área tratada y mantenerlo en su lugar durante unos minutos. El calor y la humedad favorecen la apertura de los poros y la absorción del aceite.

Lee también: ¿Es el cannabis albino solo una leyenda urbana? La verdad sobre esta variedad.

En conclusión

El uso del aceite de cáñamo es un excelente sistema -100% natural- para cuidar tu rostro hidratando y nutriendo la piel. Hay varios productos a base de aceite de cáñamo en el mercado, pero en caso de que quieras probar su producción, debes saber que en SensorySeeds puedes encontrar varios tipos de semillas. Con un par de clics (y con solo pulsar) tendrás todo lo que necesitas para producir tu aceite de cáñamo de forma independiente.