Técnica fim: ¿en qué consiste el fimming del cannabis?

¿En qué consiste la fim-technique del cannabis?

Descubre esta técnica de poda de cáñamo y sus ventajas

Entre las diversas técnicas de poda que utilizan los cultivadores de cáñamo de todo el mundo, hay una muy particular que, a pesar de sus orígenes bastante curiosos, resulta ser una de las más rentables en términos de productividad. ¿Quieres saber cómo nació la técnica denominada “FIM”, cómo y cuándo se pone en práctica y qué ventajas ofrece?

En las próximas líneas descubrirás todo lo que necesitas saber sobre esta poda.

¿Qué es el fimming y cómo hacerlo?

La poda es una operación muy importante para varios tipos de plantas, incluido el cannabis. Aligerar el tallo significa que el crecimiento de nuevas ramas hace que el arbusto sea más espeso y productivo. Cuando hablamos de poda en relación a plantas que nacen de la germinación de semillas de marihuana, podemos referirnos a diferentes técnicas, una de las cuales nació un poco por casualidad pero demostró ser excelente por varias razones.

Técnica de poda FIM

Este es el FIM, acrónimo de la frase “F**k, I Missed” (Maldita sea, me equivoqué). Cuenta la leyenda que el cultivador que hizo este corte por error le puso este nombre porque quería hacer un topping pero en lugar de cortar toda la punta apical dejó una sección. Así es: el fimming viene de un despunte torpe.

Pero, ¿cómo se realiza una poda con la técnica FIM? Sencillo: se identifica la punta apical de la planta de cannabis y se extrae el 75% con los dedos, tijeras o cuchillo. El resultado estético no es de los más agradables a la vista pero, como veremos en breve, tiene importantes ventajas en términos de rendimiento. Ahora, sin embargo, veamos cuál es el momento ideal para someter una planta de cannabis a esta poda.

Lee también: Cannabis para uso personal: ¿es un delito poseerlo y cultivarlo?

Cuando usar el fimming

La poda de una planta de cannabis forma parte de aquellas acciones que estimulan el crecimiento del tallo y repercuten positivamente en el rendimiento. Sin embargo, cuando se hace en el momento equivocado, puede ralentizar el desarrollo de nuevos brotes y ramas. El estrés que sufre la planta después de la poda, de hecho, hace que el crecimiento se detenga durante un cierto período. Aquí, este período se prolonga más de lo necesario si se corta la punta apical antes del momento ideal.

¿Cuándo, entonces, llega este momento? En principio, coincide con la llegada de las 3-4 semanas de vida de la planta. Después de la germinación de las semillas de cannabis, las plantas tardan aproximadamente este tiempo en alcanzar los 30 cm de altura, que es el tamaño mínimo para que las plantas tengan la fuerza suficiente para recuperarse del trauma de la poda. Durante la fase de crecimiento vegetativo (es decir, antes de que el cannabis produzca cogollos) es posible realizar el fimming en cualquier momento, pero nunca antes de que las plantas completen la primera etapa de desarrollo.

Ahora, sin embargo, aclaremos por qué tantos cultivadores de cannabis adoptan la técnica FIM.

Cuándo hacer fimming

Las ventajas del fimming sobre el topping

Al principio de este artículo subrayamos cómo nació el FIM de forma completamente aleatoria debido a un error durante un topping. Bueno, hoy en día, muchos cultivadores usan exclusivamente el fimming o lo alternan con el topping. ¿Te preguntas por qué? Pues bien, la técnica FIM es más efectiva e incluye principalmente dos ventajas.

La primera radica en que es muy probable que del corte de la punta apical con esta técnica nazcan 4 puntas y no solo 2 como ocurre con el topping. Esto significa que cuando vuelve a crecer en altura, la planta se vuelve más activa en la parte superior. La segunda ventaja es que al cortar la yema apical al 75% y no en su totalidad, las auxinas (las hormonas responsables del crecimiento) se distribuyen de manera más uniforme por toda la planta. La consecuencia natural de este efecto es que se obtienen más ramas laterales y, en consecuencia, más inflorescencias.

En esencia, por lo tanto, el fimming aumenta la productividad general del cannabis. No está mal para una técnica que, a diferencia del topping, también requiere menos precisión en el corte de los cogollos.

Lee también: ¿Cuál es la mejor tierra para cultivar cannabis?

En conclusión

Ahora que ya sabes en qué consiste la técnica del fimming y cuáles son sus ventajas, cabe recordar que en España está prohibido cultivar marihuana, excepto para aquellos que tengan una autorización regular para el cultivo de cannabis terapéutico y cáñamo ligero. No obstante, si esta planta es lo tuyo, puedes coleccionar las mejores semillas autoflorecientes, semillas feminizadas y semillas de floración rápida a la venta en SensorySeeds.

Las semillas de marihuana, de hecho, no contienen THC; por lo tanto, su venta y posesión son absolutamente legales.