Sistemas aeropónicos para el cultivo de cannabis: principales ventajas e inconvenientes.

Cultivo de cannabis con sistemas aeropónicos

Qué se entiende por cultivo aeropónico y cuál es la principal información útil.

Poco conocida y aún poco utilizada, la técnica de cultivo aeropónico también ofrece muchas ventajas en el cultivo de cannabis, naturalmente en los países donde está permitida.

Veamos con más detalle qué es, cómo funciona y por qué deberías o no considerarlo si estás considerando (y tu estado lo permite) cultivar tus propias plantas de cannabis.

Cultivo de cannabis

¿Qué es el cultivo aeropónico? ¿Y cómo funciona?

El sistema aeropónico es un método de cultivo especial que no utiliza la tierra, sino que utiliza el aire y el agua para que las plantas de marihuana crezcan fuertes y florecientes.

¿Pero cómo es posible? Las plantas se disponen de forma que sus raíces queden libres y colgando hacia abajo. Los nutrientes se pulverizan directamente sobre las raíces, que son capaces de absorber rápidamente la cantidad necesaria y dejar que el exceso se escurra.

Esto permite un desarrollo mucho más rápido del sistema radicular, aprovechando el mayor suministro de oxígeno.

Con este método, el desarrollo de los esquejes llevará mucho menos tiempo que con los métodos tradicionales.

Pero veamos cómo son estos sistemas con más detalle.

Esta técnica es, sin duda, una de las más avanzadas en el cultivo. A nivel práctico, podemos describir el sistema aeropónico como sigue. La parte principal consiste en un tanque que contiene una solución de agua y nutrientes específicos para las plantas, en este caso el cannabis.

Justo encima del depósito hay una especie de panel perforado, en cuyos agujeros se insertan cestas de malla para sostener las plantas.

Mediante el uso de pulverizadores, la solución se extiende sobre las raíces expuestas, que absorben la cantidad que necesitan y dejan escurrir el exceso.

Este es el mecanismo que subyace a los sistemas aeropónicos, que no sólo facilitan la absorción de nutrientes, sino que también exponen las raíces a mucho más oxígeno. El resultado es un mayor crecimiento de la planta y una floración más rápida y abundante.

Al elegir esta técnica de cultivo de cannabis, es necesario encontrar un método de germinación que no implique el uso de tierra. Esto se debe a que sacar el frágil brote del suelo provocaría casi con toda seguridad su muerte. ¡Y ciertamente eso no sería lo ideal después de configurar todo correctamente!

Veamos ahora las ventajas e inconvenientes de esta técnica de cultivo.

Lee también: Germinar con el método de toallas de papel para el cannabis: por qué no es recomendable y cuáles son las mejores alternativas.

¿Cuáles son las ventajas del cultivo aeropónico?

La primera ventaja del cultivo aeropónico para el cannabis, pero más generalmente para todas las plantas, es la ausencia de parásitos y otros patógenos que normalmente pueden anidar en el suelo y comprometer la salud del sistema radicular.

Plagas

Este mayor control de los microorganismos nocivos es especialmente importante para la calidad de la planta en cuestión, que podrá crecer fuerte y sana.

Otro punto a favor es el rendimiento de las plantas de cannabis cultivadas con la técnica aeropónica. Este método garantiza una atención al detalle que es difícil de conseguir con los métodos tradicionales y da como resultado un crecimiento de las plantas mucho más rápido y frondoso.

Gracias a este método de cultivo, también es posible disfrutar de un importante ahorro de agua. La solución nutritiva pulverizada sólo se absorbe si es realmente necesaria, mientras que el exceso vuelve inmediatamente al depósito, goteando de las raíces.

Otro aspecto positivo es la posibilidad de realizar cultivos de ciclo continuo. La falta de suelo implica automáticamente la ausencia de períodos de descanso, útiles para la recuperación de nutrientes. Además, el sistema aeropónico permite cultivar en cualquier momento, independientemente de las condiciones ambientales externas o de las estaciones.

Por último, este método de cultivo ocupa relativamente poco espacio y también puede organizarse verticalmente, aprovechando así todo el espacio disponible.

Por desgracia, los sistemas aeropónicos también tienen algunas desventajas.

Veámoslos juntos.

Lee también: Películas sobre marihuana: top 5 de las que hay que ver.

No sólo aspectos positivos: las desventajas de los sistemas aeropónicos.

Empecemos diciendo, para ser justos, que las desventajas son realmente insignificantes comparadas con todos los beneficios que acabas de leer. Sin embargo, existen y hay que tenerlas en cuenta.

El primer aspecto que hay que examinar es el espacio que necesitan los sistemas. Si bien es cierto que también permiten el cultivo vertical, aprovechando al máximo las superficies disponibles, también es cierto que requieren espacios bastante amplios para albergar todo el equipamiento necesario.

En segundo lugar, estos sistemas requieren una inversión inicial bastante grande. No se trata de un equipo barato, que puede ser muy ventajoso a gran escala, pero mucho menos en pequeñas cantidades y a nivel amateur.

Además, existe el riesgo de que se quemen las plantas. Pulverizar directamente sobre las raíces puede ser letal para las plantas de cannabis. Si te equivocas en la composición de la solución nutritiva, no podrás contar con la acción amortiguadora del suelo.

En conclusión, ¿son eficaces los sistemas aeropónicos en el cultivo de cannabis?

La técnica de cultivo mediante sistemas aeropónicos está empezando a recibir recientemente la atención que merece.

A menudo se pasa por alto, tal vez porque es muy poco conocido, pero es un método válido de cultivo de cannabis con varias ventajas.

En primer lugar, reduce a cero el riesgo de que las plantas de marihuana sean atacadas por parásitos y otros patógenos peligrosos para el correcto desarrollo del sistema radicular.

En segundo lugar, ahorra mucha agua y nutrientes, ya que el exceso no se pierde en el suelo sino que vuelve inmediatamente al depósito a través de las raíces.

El método de pulverización directa también permite que las raíces absorban los nutrientes muy fácilmente. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esto puede ser un arma de doble filo. Si la composición de la pulverización no es la adecuada, seguirá siendo absorbida por las raíces a gran velocidad, lo que puede provocar la muerte.

Si te apasiona el cultivo del cáñamo, te invitamos a que eches un vistazo a Sensoryseeds: en nuestra tienda online encontrarás muchas variedades de semillas autoflorecientes, semillas feminizadas y muchos otros productos ideales para los que les gusta coleccionar las mejores genéticas.