Semillas de marihuana autoflorecientes VS semillas feminizadas: ¿cuál es la elección correcta?

Semillas de marihuana autoflorecientes VS semillas feminizadas

Aquí están las características y diferencias entre las semillas de cannabis feminizadas y las semillas autoflorecientes.

Las semillas de marihuana autoflorecientes y las semillas feminizadas representan una gran parte del mercado español (y extranjero) de semillas de cannabis. Estos son dos tipos de semillas de marihuana que en algunos aspectos son muy similares pero que difieren especialmente en términos de tiempos de floración y rendimiento del cultivo de inflorescencias de cáñamo.

Te recordamos que en muchos países no se permite la germinación de semillas de cáñamo y que las semillas de cannabis que se encuentran en el mercado tienen una finalidad puramente para coleccionar o para alimentación. En cualquier caso, las semillas de cáñamo que se venden en tiendas online como SensorySeed son absolutamente legales, ya que son productos libres de THC.

Semillas de cáñamo feminizadas: ¿por qué se llaman así?

semillas autoflorecientes y semillas feminizadas

Para los recién llegados al campo de las semillas de marihuana, el término “semillas feminizadas” probablemente lleve a pensar que las semillas tienen un sexo específico. Nada podría estar más equivocado, ya que las semillas en sí no se caracterizan por un género, pero sí la planta que podría derivar de él.

De hecho, las plantas de marihuana pueden ser masculinas o femeninas (a veces hermafroditas) y esto genera grandes diferencias en su rendimiento. En realidad, las plantas masculinas son útiles para la reproducción de la especie a través de la polinización y sus fibras se utilizan mucho en el mercado textil, mientras que las plantas femeninas se utilizan principalmente para la producción de inflorescencias.

Las semillas feminizadas son semillas de marihuana especiales que tienen un 99% de posibilidades de producir una planta de cáñamo hembra. Por tanto, esta planta producirá inflorescencias de cáñamo ricas en THC cuando las horas de luz recibidas por la planta sean menores que las de oscuridad.

En la naturaleza esto ocurre después del verano, cuando disminuyen las horas de sol y bajan las temperaturas, mientras que en cultivos de interior este ciclo de luz / oscuridad se puede simular en cualquier momento.

Las semillas feminizadas, por tanto, representan un producto muy útil para los que las usan como pasatiempo, para quienes viven en un país donde es legal cultivar marihuana, para los cultivadores profesionales, que pueden así optimizar su cultivo para la producción de flores.

Veamos ahora qué son las semillas autoflorecientes.

Lee también: Semillas feminizadas rápidas: qué son y por qué tienen tanta demanda

Semillas autoflorecientes: significado del término.

semillas autoflorecientes 30 días

En el párrafo anterior te explicamos por qué las semillas feminizadas se llaman así y ahora queremos aclarar el concepto de semillas autoflorecientes. Básicamente, las semillas de marihuana autoflorecientes son semillas feminizadas con una capacidad particular: pasar de la germinación a la floración de la planta de cáñamo en función de la edad de la planta, osea en unas pocas semanas.

¿Tienes idea de la revolución que representa hacer que las semillas de cannabis florezcan en 60 días en cualquier época del año?

Una vez germinadas las semillas de marihuana, las plantas que generen serán hembras en el 99% de los casos y además empezarán a producir flores ricas en THC de forma automática, independientemente de las horas de luz y oscuridad recibidas.

De esta forma, es posible cultivar semillas autoflorecientes feminizadas en interior con un alto rendimiento, pero nada impide que broten en exterior incluso fuera de temporada.

Veamos ahora cuáles son las diferencias entre las semillas feminizadas y las semillas de cannabis autoflorecientes.

Semillas feminizadas y semillas autoflorecientes: aquí están las diferencias sustanciales.

Lo primero que tienen en común las semillas autoflorecientes y las semillas feminizadas es la feminización, ya que las semillas de cannabis autoflorecientes también son feminizadas. Entonces, de cualquier manera, se trata de semillas de cáñamo que casi con seguridad darán a luz a una planta de marihuana femenina.

Pero la planta que nace de una semilla feminizada es muy diferente de la planta que se genera a partir de una semilla autofloreciente, en particular en los siguientes aspectos:

  • Tiempos de floración
  • Tamaño de la planta
  • Defensas inmunitarias
  • Rendimiento de la cosecha de cogollos con alto contenido de THC

Como ya hemos anticipado, las plantas que nacen de semillas feminizadas necesitan un ciclo específico de luz y oscuridad para llegar a la floración (básicamente 12 horas de luz y 12 de oscuridad) mientras que las que nacen de semillas autoflorecientes pasan automáticamente a esta fase en pocas semanas.

Las plantas de cannabis generadas a partir de semillas feminizadas son muy vigorosas y pueden crecer hasta 4 metros de altura, mientras que las plantas nacidas de semillas autoflorecientes son enanas, osea que crecen hasta un máximo de 60-80 cm.

Las dos genéticas diferentes también hacen que las plantas autoflorecientes sean muy resistentes a hongos, mohos y parásitos gracias a su corto ciclo de vida, mientras que las feminizadas son más delicadas debido a su ciclo más largo.

Por último, pero no menos importante, el rendimiento de las plantas nacidas de semillas feminizadas es muy superior al de las autoflorecientes, que concentran su energía en la velocidad de producción.

Lee también: Semillas de marihuana autoflorecientes: una guía para principiantes

¿Qué elegir entre semillas de cannabis autoflorecientes y semillas feminizadas?

Como has leído en este artículo, las semillas autoflorecientes y las semillas feminizadas pueden generar plantas con cualidades que se prestan a diferentes contextos. Donde está permitido cultivarlas, las semillas feminizadas garantizan:

  • Majestuosidad de las plantas
  • Alto rendimiento en exterior
  • Una cosecha al año

Mientras que las semillas autoflorecientes permiten:

  • Pequeño tamaño de las plantas
  • Producción de flores rápida
  • Más cosechas al año

Básicamente no podemos decir que un tipo de semillas de cannabis sea mejor que otro, pero sí podemos decir que las semillas autoflorecientes son más adecuadas para cultivos Indoor y semillas feminizadas para cultivos Outdoor

Compra tus semillas feminizadas y autoflorecientes en Sensory Seed.

Ahora que conoces todas las peculiaridades de las semillas feminizadas y autoflorecientes, tienes todos los conocimientos necesarios para elegir cuáles son las más adecuadas para ti.

Recuerda que en muchos países no es legal germinar semillas de cáñamo, ¡pero puedes coleccionarlas y convertirte en un experto en semillas de cannabis!

Para ello, no te puedes perder las semillas de marihuana BSF que encontrarás en nuestra tienda.

¿Quieres comprar semillas de marihuana? ¡Haz clic aquí y compra tus semillas de marihuana online en SensorySeeds ahora!