Exceso de fertilizante en el cáñamo: cómo reconocer este problema (y cómo remediarlo)

Cómo reconocer (y remediar) si ha fertilizado en exceso sus plantas de cáñamo

¿Sientes que le has dado demasiado fertilizante a tus plantas de cáñamo? A continuación, te indicamos cómo saber si eso es cierto según los síntomas de la planta y cómo reparar el daño.

Cultivar plantas de cáñamo puede dar mucha satisfacción, pero las cosas no siempre salen como se esperaba.

Desde el momento en que se plantan las semillas de marihuana hasta la etapa de maduración de la planta, es muy común cometer errores en la dosificación de agua, nutrientes y de otros tipos, sobre todo si aún no eres un experto.

En particular, el exceso de fertilizante en el cáñamo puede generar diversos problemas que es importante reconocer lo antes posible, para poder remediarlos y poder resolverlos de manera eficaz, para así salvar el fruto de tus semillas de cannabis.

Si tienes dudas sobre cuánto fertilizante darle al cáñamo, si te preguntas si las quemaduras en las hojas de tus plantas se deben a la sobrefertilización y cómo remediar este fenómeno, aquí puedes encontrar todas las respuestas que estabas buscando.

Exceso de fertilizante en cáñamo: esto es lo que puede provocar este fenómeno.

El exceso de fertilización, la sobrealimentación o el exceso de fertilizante en el cáñamo es un fenómeno que, aunque a menudo se pasa por alto, puede causar grandes daños a las plantas de cannabis. 

Muchos piensan que, después de plantar semillas de cannabis, agregar muchos nutrientes al suelo puede acelerar su crecimiento y rendimiento, pero este no es el caso.

Exceso de fertilizante en cáñamo

Esta práctica puede convertirse en quemaduras, retraso en el crecimiento e incluso la muerte de la planta.

Pero eso no es todo.

Además de deber quitar las hojas quemadas por demasiado abono, después de la cosecha encontrarás que los aromas de la planta sobrefertilizada son de mala calidad, que un exceso de potasio en el cáñamo provocará una combustión chispeante y que el exceso de nitrógeno en las plantas causará una sensación de rasguño en la garganta mientras se toman los productos.

Dicho esto, te recordamos que el cultivo y el consumo de cannabis está permitido en España, pero bajo unas leyes muy estrictas que tienes que seguir, y nunca para el beneficio económico. Las semillas de marihuana online que puedes encontrar a la venta en Sensoryseed solo se pueden comprar con fines coleccionables.

Volviendo al fenómeno de la sobrealimentación del cáñamo, para evitar problemas es importante ceñirse a los programas proporcionados por los productores y adaptarlos a las plantas de cannabis en cuestión.

Por ejemplo, quienes hayan optado por utilizar semillas autoflorecientes bsf, plantas autoflorecientes enanas o cualquier otra variedad para su cultivo, deben tener en cuenta que cada tipo de planta tendrá unas necesidades especiales y que, al igual que los animales, las plantas de marihuana cuando son pequeñas comiencen a alimentarse con una pequeña cantidad de nutrientes y la dosis debe aumentarse (con precaución) solo después de que la planta crezca.

Generalmente es una buena idea comenzar a fertilizar las plantas de cáñamo con dosis más bajas que las indicadas por el fabricante y, si es necesario, aumentar las dosis más adelante solo si la planta parece necesitar más nutrientes.

Lee también: Fase de floración de las Outdoor: las mejores prácticas

¿Cómo reconocer las plantas de cannabis sobrefertilizadas?

Las plantas de cannabis nacidas tanto por semillas autoflorecientes como por semillas feminizadas, si se someten a dosis excesivas de nutrientes reaccionan más o menos la misma manera.

De hecho, las plantas de cannabis en general no cuentan con un sistema que sea capaz de regular el exceso de nutrientes, pero para comunicar su estado de malestar, muestran estos signos:

  • coloración amarillenta o parda de las hojas;
  • doblado y secado de las puntas;
  • torsión de las puntas.

Todos estos síntomas se pueden resumir en la definición de ” quema de nutrientes “.

La quema de la planta de cannabis puede ocurrir principalmente en dos fases: durante la fase vegetativa y durante la floración.

Si ocurre en la primera fase, la resolución es más fácil, pero en la segunda fase toda la cosecha y todo el trabajo realizado para cultivar la planta podría irse por el desagüe.

¿Qué hacer si le ha dado demasiado fertilizante a las plantas de cáñamo?

Como has leído, el exceso de fertilizante en el cáñamo puede provocar diversos daños a la planta, que pueden ser graves o medianos.

Si te preguntas cómo remediarlo, primero asegúrate de que los problemas estén realmente relacionados con la fertilización excesiva, utilizando un medidor de TDS que detecta exactamente la cantidad de nutrientes en una solución (PPM), luego examina el estado de tus plantas. 

Si la situación no es irreversible, existen principalmente algunas precauciones a seguir:

Planta sana sin exceso de abono.
  • Retira las hojas quemadas. Si hay algunas hojas en tus plantas de cannabis que han comenzado a dorarse y mueren después de poco tiempo, es importante eliminarlas lo antes posible.
    Esto se debe a que después de morir las hojas podrían pudrirse, favoreciendo la formación de moho, que si se encuentra en las proximidades de las flores podría llevar a la pudrición, comprometiendo toda la planta.
  • Procede al lavado. Para limitar el daño del exceso de fertilizante en el cáñamo es fundamental eliminar el exceso de nutrientes que puedan haberse depositado tanto en las raíces como en el medio.
    Un método utilizado es el de lavado con agua (verificando el pH más compatible). Este método consiste en regar las plantas hasta que veas salir el agua del platillo, repitiendo la operación dos veces seguidas y dos veces al día. Con el medidor de PPM también es posible detectar con precisión cuántos nutrientes se han eliminado.
  • Revisa el programa de fertilización. Una vez que puedas observar que las plantas de cáñamo se han fertilizado en exceso, es esencial que revises todo el plan de alimentación. La opción más inteligente es proceder paso a paso, basándote en datos confiables recopilados a través del medidor TDS.
  • Fortalece las raíces. Cuando las plantas de cannabis se debilitan por un exceso de fertilizantes, puede ser útil utilizar estimuladores de raíces, para que se fortalezcan y favorezcan la recuperación de la planta.

Naturalmente, si la planta de cannabis solo ha sufrido daños menores por exceso de fertilizantes, podría bastar reducir inmediatamente las dosis de nutrientes y proceder con un riego más abundante, para no tener que realizar un lavado de la planta, que podría resultar muy estresante. Realiza dicho lavado sólo si la planta se encuentra en un estado en el que difícilmente pueda recuperarse con otros remedios. De hecho, el exceso de agua en el cáñamo es un error a evitar.

Lee también: ¿Cuándo cosechar los cogollos de cáñamo? Todos los signos útiles para los agricultores.

Para concluir.

El exceso de fertilizante en el cáñamo puede causar un daño grave a la producción de los cultivadores si no se reconoce y se fija a tiempo.

Sin embargo, existen remedios y con un poco de paciencia y precisión es posible salvar incluso las plantas más dañadas.

Dicho esto, te recordamos que en España existen leyes muy seberas en el cultivo del cannabis y no seguirlas podría ser motivo de grandes multas o incluso penal.

A pesar de esto, puedes comprar semillas de marihuana en nuestra tienda Sensoryseed para coleccionarlas o darles un uso lícito y legal.

¡Te estamos esperando!