Cultivo de semillas en Greenhouse: ventajas y desventajas para el cannabis

Las ventajas y desventajas de cultivar semillas en un invernadero.

Descubre las ventajas y desventajas de cultivar semillas de marihuana en un invernadero (método Greenhouse)

En los últimos años, el mercado del cannabis se ha desarrollado enormemente.

El cáñamo se cultiva para su uso en la industria, para la investigación y explotación en el sector farmacéutico y también para fabricar muchos productos de uso personal.

Precisamente por eso, el cultivo de semillas en greenhouse ha tomado el relevo: es un método a medio camino entre el interior y el exterior que permite controlar el crecimiento de las plantas, manteniendo un crecimiento bastante natural.

Pero, ¿el cultivo en greenhouse sólo tiene aspectos positivos?

¿O este método esconde algunos problemas?

Aquí está todo lo que debes saber sobre el cultivo de semillas de cannabis en un invernadero.

Cultivo de semillas en Greenhouse

Cultivo en invernadero: ¿en qué consiste?

Son muchas las razones por las que muchos cultivadores de cannabis deciden plantar sus semillas de marihuana en un invernadero, es decir, utilizando el método Greenhouse, pero se pueden resumir principalmente en que las plantas pueden crecer protegidas de las inclemencias del tiempo y que se pueden mantener los ciclos de luz naturales.

Como ya se ha dicho, la técnica del invernadero es una especie de síntesis de los puntos fuertes de las técnicas de exterior y de interior.

En el interior, las plantas se calientan e iluminan exclusivamente con métodos artificiales (que son bastante caros), pero el lado positivo es que puedes cultivar cualquier genética de marihuana independientemente de la época del año. Además, las plantas no están expuestas al mal tiempo repentino.

Al optar por el cultivo al aire libre, las plantas crecen gracias a la luz solar, lo que ahorra dinero a los cultivadores y les permite producir un producto de muy alta calidad. Por otro lado, las plantas están expuestas al viento, la lluvia, las heladas o el calor repentino, y no se pueden regular los ciclos de luz y oscuridad.

El cultivo en invernadero permite básicamente que las plantas estén protegidas por las paredes de los invernaderos, pero también que disfruten del aire libre y de la luz y el calor del sol.

Para aclarar aún más las características de este tipo de cultivo, nos gustaría empezar con algunos conceptos básicos.

Como probablemente ya sepas, al cultivar cannabis, las plantas pasan por varias fases de crecimiento, que se pueden resumir en cuatro puntos:

  • germinación: por término medio, tarda hasta siete días;
  • Desarrollo de la plántula: tras el nacimiento de los cotiledones, la planta absorbe nutrientes para desarrollar nuevas hojas durante unas dos semanas;
  • fase vegetativa: cuando la planta ya tiene varias hojas, comienza la fase de desarrollo propiamente dicha, que varía en función de la genética de las semillas de cannabis elegidas;
  • floración: es el periodo en el que el cannabis madura y florece.

Cada una de estas fases tiene diferentes ciclos de luz y oscuridad, pero dependiendo de si eliges utilizar semillas autoflorecientes, semillas feminizadas o semillas de floración rápida, el momento y el método de cultivo en cada uno de estos períodos puede cambiar.

Al elegir cultivar semillas autoflorecientes en greenhouse, por ejemplo, los cultivadores no tendrán que preocuparse por los cambios climáticos estacionales, ya que las plantas florecerán automáticamente unas semanas después de la germinación, independientemente de los ciclos de luz y oscuridad.

Por otra parte, al plantar semillas de temporada en un invernadero, es importante prestar atención al periodo más adecuado para la siembra. Además, dependiendo de la temporada, puede ser necesario complementar la luz solar u oscurecer el invernadero con cubiertas u otros sistemas, y el momento de la floración puede variar.

Por supuesto, al igual que ocurre con las técnicas de interior y exterior, el cultivo de semillas en greenhouse tiene pros y contras.

Te lo contamos en el siguiente párrafo.

Lee también: Semillas coleccionables a la venta: aquí es donde se pueden comprar

Ventajas e inconvenientes del cultivo de cáñamo en invernadero

No cabe duda de que el cultivo en invernadero puede ser ventajoso por una amplia gama de razones, e incluso en el caso del cultivo de cáñamo no faltan los aspectos positivos.

Pero más concretamente, ¿cuáles son los pros y los contras del cultivo de cáñamo en greenhouse?

He aquí un breve resumen.

Cultivo de cannabis en greenhouse

Los “pros” del cultivo en invernadero

En cierto modo, el cultivo en invernadero engloba la mayoría de los aspectos positivos del cultivo en exterior y en interior.

Gracias a las paredes de las greenhouses, es posible proteger las plantas, al igual que en los cultivos de interior, de los cambios climáticos y otras agresiones externas. El hecho de que las paredes del invernadero sean transparentes y puedan abrirse si es necesario permite que las plantas disfruten de la luz y el calor del sol, igual que en el cultivo al aire libre.

Los “contras” del cultivo en greenhouse

Para ser sinceros, el cultivo en greenhouse no tiene verdaderos inconvenientes.

Sin embargo, hay que señalar que, para poder sacar el máximo partido, los cultivadores deben aplicar las estrategias adecuadas para proteger las plantas de las plagas. El cultivo en invernadero protege a las plantas de los cambios atmosféricos, pero desde el punto de vista de los ataques parasitarios, víricos y bacterianos no ofrece el mismo grado de protección que el cultivo en interior.

Lee también: ¿Cuáles son las mejores semillas autoflorecientes coleccionables?

Para concluir

Como hemos visto, en el mundo del cultivo en greenhouse, las ventajas superan con creces a los inconvenientes, por lo que en un momento en el que el cáñamo tiene tanta demanda, este sistema está funcionando tan bien, tanto si los cultivadores de cáñamo deciden cultivar semillas autoflorecientes enanas como semillas feminizadas y cualquier otra genética.

Después de esta breve reseña informativa, y recordando que el cultivo de cannabis no es legal en Europa, te invitamos a visitar nuestra tienda Sensoryseeds, donde podrás encontrar las mejores genéticas de semillas de marihuana para coleccionar.

Elige los que prefieras y recíbelos en casa muy rápidamente.

¡Te esperamos!