Cómo obtener un excelente fertilizante natural para plantas.

A continuación te explicamos cómo puedes hacer un abono natural para las plantas verdes.

¿Tienes curiosidad por saber cómo se obtiene el abono natural para plantas como el cannabis? Estos son los métodos más populares.

Hoy en día para los cultivos de cannabis se utilizan los más variados productos tanto para alimentar la planta como para favorecer su crecimiento.

Después de plantar las semillas de marihuana, se prefiere un tipo de fertilizante, sin embargo, a medida que avanzas con el crecimiento y te acercas a la fase de floración, los fertilizantes deben tener otras características. 

Así mismo, independientemente de la fase de crecimiento lo que va muy bien son los fertilizantes naturales.

¿Tienes curiosidad por saber cómo se obtiene un abono natural para plantas?

¿Te preguntas cuáles son los beneficios de usar uno?

Aquí están todas las respuestas que satisfarán tu curiosidad.

Fertilizante natural para plantas: diferencias con el sintético y por qué utilizarlo.

Los fertilizantes vegetales naturales se diferencian de los sintéticos principalmente por el hecho de que no contienen sustancias químicas, sino que están elaborados con técnicas biológicas y naturales.

Alimento natural para plantas: café para mezclar con el sustrato.

Los fertilizantes químicos se utilizan principalmente en cultivos intensivos de cáñamo (pero también de otras plantas) y están destinados a maximizar la producción.

Los fertilizantes naturales, en cambio, nutren los microorganismos presentes en el suelo y las plantas de una forma más lenta y natural.

Las diferencias, sin embargo, no terminan ahí.

Los fertilizantes químicos o sintéticos son mucho más costosos que los naturales y al estar elaborados con agua, pierden fácilmente sus valores y propiedades nutricionales con el tiempo.

El abono natural para plantas, en cambio, además de ser más económico, garantiza una nutrición más similar a la que suele darse en la naturaleza y, precisamente por ello, evita la formación de problemas provocados por la sobrealimentación (como el amarilleamiento).

Además, el abono orgánico hace que la planta de cáñamo desarrolle más aromas y fragancias y de mayor calidad.

Por tanto, las razones para optar por utilizar fertilizantes naturales para las plantas verdes, incluso en el caso del cáñamo, son muchas tanto inmediatamente después de plantar las semillas de cannabis, como posteriormente.

¿Te pregunta si es posible elaborar un fertilizante vegetal casero que pueda ofrecer excelentes resultados?

La respuesta es sí. 

A continuación, te explicamos cómo.

Haz tu mismo el fertilizante natural: ¿cómo?

Dado que es fácil encontrar fertilizantes orgánicos listos para usar en el mercado, para hacer fertilizantes naturales para plantas verdes como el cáñamo, primero debes saber de qué se alimenta.

Respecto al cannabis, es importante recordar el acrónimo NPK, que significa:

  • nitrógeno (N).
  • fósforo (P).
  • potasio (K).

Además de estos, para asegurar que puedan nacer plantas fuertes y exuberantes a partir de semillas autoflorecientes y feminizadas, es importante que también estén presentes vitaminas y ácidos y una mezcla de otros oligoelementos como calcio, cobre, hierro, manganeso, magnesio, y muchos otros.

Para obtener una buena cosecha, por tanto, es importante asegurarse de que las plantas puedan disponer de todos estos nutrientes, dosificados adecuadamente según la fase de crecimiento en la que se encuentre la planta.

Veamos ahora algunos ejemplos de fertilizantes naturales, fácilmente alcanzables incluso por cultivadores de cáñamo menos experimentados, combinados con fases específicas del cultivo.

Lea también: Fibra de coco: como se usa y donde se encuentra este sustrato de cultivo.

Granos de café: útiles para la fase de crecimiento.

Probablemente hayas usado café varias veces para fertilizar las plantas de tu jardín o huerto, bueno, este fertilizante natural también lo usan los cultivadores de cáñamo.

¿Por qué?

Porque los granos de café molidos, o los molidos ya utilizados para extraer la bebida, son ácidos y favorecen el desarrollo de algunas bacterias particulares útiles para el desarrollo de la planta, que a su vez producen nitrógeno y otros nutrientes.

Para sacar el máximo partido a los posos de café, se mezclan con una mezcla de compost o directamente al sustrato, para que puedan permanecer en contacto con las raíces. Lo importante, sin embargo, es no excederse para no correr el riesgo de acidificar excesivamente el suelo. 

Cáscaras de plátano: para fertilizar durante la fase de floración.

Cáscaras de plátano como abono natural para las plantas.

Las cáscaras de plátano también son famosas por ser un excelente fertilizante natural para plantas en macetas y para muchos otros tipos de cultivos, incluso para la marihuana.

¿Por qué?

Porque las cáscaras de plátano contienen los tres macronutrientes principales (NPK), pero también aminoácidos.

Se pueden utilizar en forma de infusiones o se pueden mezclar directamente con el suelo después de una fase de compostaje.

Las cáscaras de plátano son útiles en la fase de floración ya que ayudan a la planta a asimilar azúcares, almidones e hidratos de carbono, favorecen la absorción de agua y contribuyen al proceso de biosíntesis de proteínas ligadas a terpenos.

Cáscaras de huevo: para las deficiencias de calcio.

Entre las sustancias que más se encuentran en la naturaleza, los cultivadores de cáñamo también están acostumbrados a utilizar cáscaras de huevo. 

Algunos simplemente los lavan, trituran y mezclan con el sustrato, mientras que otros los ponen a macerar con agua y ácido clorhídrico utilizando únicamente el líquido.

Las cáscaras de huevo son un excelente complemento de calcio, por lo que se utilizan principalmente cuando se encuentran deficiencias de esta sustancia.

Infusión de frijoles y lentejas: para favorecer la formación de raíces y aumentar el crecimiento.

La infusión que se puede obtener de hervir frijoles y lentejas es un excelente estimulante de raíces

Estas leguminosas, de hecho, al ser ricas en auxinas, influyen positivamente en el desarrollo de las raíces y de los esquejes y de las plántulas recién nacidas de semillas de floración rápida, de semillas feminizadas y de otros tipos.

Pero eso no es todo. 

La infusión de lentejas y frijoles regula el crecimiento de las plantas y el fototropismo, por eso es utilizada por los cultivadores de cáñamo amantes de los remedios naturales en las diferentes etapas del cultivo del cáñamo.

Lee también: Cosecha de marihuana: el mejor método paso a paso

Para concluir.

Además de los fertilizantes naturales que acabamos de mencionar, también se utilizan muchos otros, como heces de animales, levadura de cerveza, infusión o macerado de ortiga, cenizas y muchos otros.

Sin embargo, para obtener lo mejor de estos nutrientes, los cultivadores de cáñamo suelen realizar un análisis cuidadoso del suelo, con el fin de agregar las sustancias adecuadas en el momento ideal y obtener el máximo rendimiento y aromas.

En general, los fertilizantes naturales para plantas son muy ventajosos y la mayoría de las veces también son fáciles de hacer de forma independiente.

En España, esta información te puede servir para cultivar tus plantas de cáñamo para uso personal, siguiendo estrictamente la ley, pero estamos seguros de que esta información le resultará útil también para cuidar las plantas de tu jardín.

Dicho esto, si el mundo del cannabis te fascina y te gusta coleccionar las semillas de esta planta, te invitamos a visitar nuestra tienda Sensoryseeds.

Elije entre diferentes variedades: semillas de floración rápida, semillas feminizadas BSF y muchas más …

¡Te esperamos en nuestra tienda online de semillas de cannabis!