¿Cómo cultivar semillas autoflorecientes? Nuestros consejos para una rendimiento impecable

CÓMO CULTIVAR SEMILLAS AUTOFLORECIENTES

Semillas autoflorecientes: cómo cultivar autoflorecientes de interior y exterior de la mejor forma.

En los últimos años, la venta de semillas de cannabis en línea ha experimentado un auge especialmente en las semillas autoflorecientes, también llamadas semillas automáticas o simplemente “auto”. La razón es muy simple: la capacidad de cultivar y dar vida a una cosecha muy rápidamente sin tener que esperar a que pase una temporada entera.

Con semillas regulares, incluidas las semillas feminizadas pero no autoflorecientes, esto es exactamente lo que sucede: aquellos que plantan en verano recogen la cosecha al final de la temporada de verano o durante los primeros meses de la temporada de otoño, precisamente porque las variedades en cuestión son estacionales.

Sin embargo, las automáticas florecen independientemente de las estaciones y del fotoperíodo y puede crecer tanto en interiores como en exteriores. ¿Pero cómo cultivar semillas autoflorecientes?

Hoy queremos hablarte sobre los métodos de cultivo de estos productos, para que puedas obtener un excelente rendimiento.

Cultivo de semillas autoflorecientes en Outdoor e Indoor: informaciones básicas.

rápido cultivo de semillas autoflorecientes en exterior

Antes de leer exactamente cómo cultivar semillas de marihuana autoflorecientes, necesita informaciones básicas sobre estos productos. Aquí están:

  • La floración de las variedades autoflorecientes, a diferencia de las regulares, depende de su edad y del tamaño de la planta. Las plantas generalmente comienzan a florecer 3-4 semanas después de la germinación de las semillas autoflorecientes, por lo que un buen crecimiento es esencial para que los productores obtengan un buen rendimiento.
  • Las plantas autoflorecientes necesitan de ciclos de luz muy largos para florecer de forma excelente. Las cantidades ideales de luz son de 18 a 24 horas al día.
  • Es posible cultivar semillas autoflorecientes Outdoor durante todo el año en la mayoría de los climas (a menos que haya heladas o vientos muy fuertes. Por eso es aconsejable plantarlas en macetas durante el invierno). En cualquier caso, debe considerarse que cuanto mayor es la cantidad de luz, mayor es el rendimiento de la floración; por esta razón, los meses ideales para plantar autoflorecientes en exterior son los meses de verano.
  • ¿Cuánto produce una planta autofloreciente? Es de tamaño pequeño, por lo tanto, el rendimiento es menor que una variedad estacional. Generalmente, si se cultiva Indoor, una plantación produce de 400 a 500 g por m2, mientras que Outdoor es posible obtener aproximadamente 30 o 40 g por planta.

Dicho esto, comencemos con los detalles sobre el la cultivación de las autoflorecientes.

Lee también: Colección de semillas: porque en Europa se habla tanto de ello

¿Dónde plantar semillas autoflorecientes?

Ya sea que el productor decida plantarlas en el exterior o en el interior, las semillas autoflorecientes necesitan macetas grandes que puedan contener de 11 a 18 litros de mantillo. El período de desarrollo de las plantas automáticas es muy rápido, por lo tanto, es esencial que las semillas de cannabis germinen en su suelo final: esta planta no tolera el trasplante porque, generalmente, no tiene tiempo para recuperarse después del cambio de suelo y espacio.

El suelo debe comprarse específicamente o hacerse ad hoc; sin embargo, debe de ser rico, bien alimentado y ventilado, con cantidades precisas de perlita y fibra de coco.

También es fundamental no compactar el suelo para que las raíces tengan suficiente oxígeno y espacio para desarrollarse.

La elección de las macetas también es esencial cuando se cultiva Outdoor, para poder llevar las plantas al interior cuando necesitan mayores cantidades de luz y en caso de condiciones climáticas desfavorables (especialmente durante el invierno).

Fase de germinación y crecimiento vegetativo de las semillas autoflorecientes

Los tiempos de germinación de las semillas autoflorecientes son muy rápidos. Por lo general, los cultivadores sumergen las semillas de marihuana en un vaso o en un recipiente lleno de agua potable y esterilizada, a una temperatura que oscila entre 20 y 25ºC. Las semillas se hunden hasta el fondo del contenedor en 4 horas y desarrollan una raíz pequeña en 2 días como máximo.

Luego transfieren las semillas a un disco de algodón y, cuando la raíz alcanza una longitud de 2 o 3 cm, plantan las semillas en macetas. Después de unos días la plántula se asoma, lo que requiere temperaturas entre 22 y 25% y una humedad relativa muy alta, entre 70 y 90%.

En la tercera semana de vida de la planta autofloreciente podemos hablar sobre la fase de crecimiento vegetativo. Durante este período las plantas, que deberían haber alcanzado una altura de unos 15 cm, necesitan una temperatura de 20ºC y una humedad relativa del 50%.

La fase vegetativa dura de 2 a 4 semanas, dependiendo de la variedad, durante la cual los productores usan (generalmente) un estimulador de raíces y alternan un riego con agua y fertilizante y otro solo con agua.

cultivando semillas de cannabis al aire libre

Después de la fase de crecimiento vegetativo, fundamental para un buen rendimiento, la planta comienza la fase de pre-floración.

Fase previa a la floración de las plantas automáticas.

Durante este período, la planta comienza a desarrollar las flores (ya que nuestras semillas de marihuana BSF son todas semillas feminizadas) y aumenta enormemente su tamaño, alcanzando aproximadamente 1 metro de altura.

Para obtener un buen desarrollo de las flores y al mismo tiempo un buen rendimiento debido al tamaño de la planta, sin duda es una excelente idea mezclar la mitad de la dosis de fertilizante para el crecimiento con la mitad de la dosis de fertilizante para la floración.

Las floraciones autoflorecientes comienzan aproximadamente tres semanas después del comienzo de la floración previa.

Lee también: Dónde encontrar semillas de marihuana ideales para el cultivo de lana de roca.

Período de floración de las plantas autoflorecientes.

Durante esta fase, los cultivadores generalmente usan un potenciador de floración que hace que los cogollos sean más grandes, más pesados y más ricos en cannabinoides. El estimulador, de hecho, hace que las flores sean ricas en resina, una característica que se traduce en una mayor potencia, así como en sabores y olores persistentes.

2 o 3 semanas antes de la maduración y de la cosecha de las flores, que tiene lugar aproximadamente 11 semanas después de la germinación de las semillas autoflorecientes, los productores proceden con el lavado de las raíces para eliminar los rastros del fertilizante y mejorar significativamente el sabor de los cogollos.

Esta práctica consiste simplemente en regar abundantemente usando solo agua, sin nutrientes y en ajustar el pH del suelo que se lleva a 6.5. Por lo general, para el lavado de las raíces, se vierte una cantidad de agua del volumen doble o triple del tamaño de la maceta.

Ahora ya sabes exactamente cómo se cultivan las semillas autoflorecientes: ¡cómpralas ya en Sensoryseeds!