¿Existe una correlación entre la psicosis y el consumo de cannabis?

¿Existe una correlación entre psicosis y cannabis?

Cannabis y psicosis: lo que dicen los expertos

¿Están realmente relacionados el cannabis y la psicosis?

Conocer las consecuencias del mal uso de la marihuana es fundamental para protegerse y saber a qué nos enfrentamos, para poder evitar consecuencias desagradables como las que vamos a comentar hoy.

Por ello, en este artículo hemos recogido los resultados de algunos estudios sobre el desarrollo de trastornos psicóticos como la esquizofrenia tras el consumo de cannabis con alto contenido en THC.

Psicosis y cannabis

¿Existe una relación entre el consumo de marihuana y los trastornos psiquiátricos?

Varios estudios han relacionado el consumo de marihuana con un mayor riesgo de trastornos psiquiátricos, incluida la psicosis (esquizofrenia).

Sin embargo, no siempre es fácil determinar si realmente provoca esta condición y en qué medida, pero vamos a intentar aclararlo.

Investigaciones recientes sugieren que fumar diariamente marihuana de alta potencia puede aumentar la probabilidad de desarrollar psicosis en casi cinco veces en comparación con las personas que nunca la han consumido.

En particular, esta relación está influida por tres factores:

  1. la cantidad de producto utilizado;
  2. la edad del primer uso;
  3. vulnerabilidad genética.

Las pruebas más sólidas hasta la fecha se refieren a los vínculos entre el consumo de marihuana y los trastornos psiquiátricos en individuos con una vulnerabilidad genética preexistente o de otro tipo.

Una investigación que utilizó datos longitudinales de la Encuesta Epidemiológica Nacional sobre el Alcohol y las Afecciones Relacionadas examinó las asociaciones entre el consumo de marihuana, los trastornos del estado de ánimo y de ansiedad y los trastornos por consumo de sustancias y, tras ajustar varios factores de confusión, no encontró ninguna asociación entre el consumo de cannabis y los trastornos del estado de ánimo y de ansiedad.

Las únicas asociaciones significativas fueron:

  • mayor riesgo de trastornos por consumo de alcohol;
  • adicción a la nicotina;
  • trastornos por consumo de marihuana;
  • otros trastornos por consumo de drogas.

Pero vayamos al grano: ¿existe una correlación entre el cannabis y la psicosis?

En cierto modo, parece que sí.

Investigaciones recientes han descubierto que las personas que consumen marihuana y son portadoras de una variante específica del gen AKT1 tienen un mayor riesgo de desarrollar psicosis.

Este gen codifica una enzima que afecta a la señalización de la dopamina en el cuerpo estriado, una zona del cerebro que se activa y se llena de dopamina en presencia de determinados estímulos.

En concreto, un estudio descubrió que el riesgo de psicosis entre los sujetos con esta variante era siete veces mayor para los que consumían marihuana a diario que para los que la consumían con poca frecuencia o no la consumían.

Pero eso no es todo.

Se ha demostrado que el consumo de marihuana empeora el curso de la enfermedad en pacientes que ya padecen esquizofrenia. Como hemos mencionado anteriormente, la marihuana puede producir una reacción psicótica aguda en los no esquizofrénicos que la consumen, especialmente en dosis altas.

Lee también: Mantequilla de cannabis: qué es y cómo se prepara

Cannabis y trastornos psicóticos: el papel del THC

Hemos dicho que hay muchos estudios que apoyan el hecho de que el consumo de cannabis aumenta el riesgo de trastornos psicóticos.

¿Pero a qué se debe esto?

En el apartado anterior, señalamos que la probabilidad de desarrollar estos trastornos puede aumentar en función de factores como la edad, la genética y la cantidad de cannabis, pero el mayor riesgo se encuentra en los consumidores diarios de cannabis con alto contenido en Δ-9-THC.

Así es.

De hecho, el consumo de cannabis en pacientes esquizofrénicos:

  • empeora los síntomas psicóticos;
  • aumenta el riesgo de violencia;
  • promueve las recaídas;
  • aumenta la frecuencia de las hospitalizaciones;
  • disminuye el cumplimiento del tratamiento;
  • promueve la resistencia al tratamiento antipsicótico.

En resumen, un verdadero problema.

La buena noticia es que se observa una mejora significativa de los síntomas en los pacientes que dejan de consumir el fármaco.

Por esta razón, los enfoques terapéuticos actuales en el tratamiento psiquiátrico también tienen en cuenta las distintas adicciones.

Cannabis y psicosis

¿Puede el abandono del consumo de cannabis poner fin a la psicosis?

Sí, es cierto que un consumo menos frecuente de marihuana reduce el riesgo de un primer episodio psicótico, pero desgraciadamente esto no significa que quienes ya padecen esquizofrenia puedan eliminar el trastorno “simplemente” dejando de consumir cannabis.

Así es, has leído bien.

De hecho, la esquizofrenia y otras enfermedades psicóticas son enfermedades mentales de larga duración que hay que controlar, y si el cannabis enciende de alguna manera este interruptor, no es algo que pueda apagarse fácilmente.

Como decíamos, el consumo de marihuana rica en THC podría desencadenar realmente un trastorno psicótico primario, lo que significa que incluso una vez eliminada la sustancia, los síntomas permanecerían.

Lee también: Estos son los estados americanos donde la marihuana es legal

Conclusiones

El objetivo de este artículo es destacar los posibles riesgos del consumo de cannabis. Como hemos visto, se ha estimado que hay un aumento considerable de la probabilidad de desarrollar trastornos psicóticos como la esquizofrenia.

Dado el alto riesgo, siempre es una buena idea comprar productos de calidad a minoristas certificados, como Sensory Seeds, el principal comercio electrónico de venta de semillas.

Hasta pronto.